Cuidado de serpientes

Antes de decidir tener una serpiente como animal doméstico tendremos que pensar que este mismo animal no es fácil de adaptar a la vida en cautiverio. Su cuidado y su mantenimiento son costos, y pueden resultar un riesgo en un hogar donde hay niños, por lo cual estos factores deben ser tenidos en cuenta a la hora de decidirnos a tener a estos animales como mascota.

cuidado de serpientes normalesUno de los puntos básicos dentro del cuidado de serpientes es su alimentación. Esta por lo general se basa en la ingesta de otros animales, en especial de ratas, por lo cual conseguirles el alimento puede llegar a ser una tarea un poco difícil. La presa que le ofreceremos a la serpiente dependerá de su tamaño. Generalmente cuando las mismas son pequeñas suelen alimentarse de crías de ratón, mientras que en la adultez una ración de comida puede significar una rata entera. Al contrario de otros animales las serpientes no comen todos los días. Estas pueden llegar a comer de manera muy espaciada, con 10 o 12 días entre comida y comida, sin embargo las mismas toman agua muy regularmente.

En verano particularmente, tendremos que renovar el agua con mucha asiduidad debido al calor. No queremos que los contenedores de agua puedan resultar una fuente de bacterias que afecten la salud de nuestras mascotas. Además las serpientes tienden a defecar en el agua, por lo cual tendremos que prestar mucha atención a las condiciones de este líquido, para evitar que el animal tenga problemas de salud. Con respecto a la manipulación de las serpientes, podemos decir que a las mismas no les gusta mucho ser tocadas, y que verdaderamente son muy resbaladizas, lo que hace de su manipulación algo un poco complicado. Por esta razón debemos sujetarlas de manera firme por el torso, sin tocarles la cabeza y apuntando a la dirección hacia la cual queremos que la mascota vaya. El cuidado de serpientes también incluye la protección de no sujetarlas después de que han comido, debido a que esto puede llegar a interferir con su digestión.

Su adaptabilidad

cuidado de serpientes chicas domesticasUn punto importante a tener en cuenta a la hora de elegir una serpiente doméstica es su grado de adaptabilidad. El hecho de que la serpiente sea adaptable nos permitirá cuidarla con más facilidad. Una de las especies más adaptables de serpientes que existen es la serpiente de maíz. Esta especie suele vivir en pastizales. Más allá de que su alimentación comienza al comer grillo, esta sigue con ratas, como cualquier otro tipo de serpiente. Dos características que contribuyen a que la serpiente devenga una buena mascota doméstica son su tamaño relativamente pequeño, y el hecho de que estas serpientes no son venenosas. Otro tipo de serpiente también ideal para la vida doméstica es la pitón de la india. Esta serpiente es fácil de criar en cautiverio, no es venenosa y convive fácilmente con otras serpientes. Su largo es de aproximadamente 5 metros y sus colores más habituales son el marrón y el amarillo.

La serpiente de leche también es aconsejada para principiantes, debido a que es pequeña (entre o,5 y 1,5 metros) y come animales pequeños como insectos, ranas o peces. En su escamosa piel podemos distinguir por lo general los colores rojo, negro y amarillo. A la hora de hablar de cuidado de serpientes el terrario será otro punto importante a tocar. El tamaño mínimo del mismo será de medio metro cuadrado. Este mínimo sirve para que la serpiente se pueda extender lo suficiente. El hecho de que la serpiente no tenga suficiente espacio para desplegarse puede resultar en problemas respiratorios para el animal. El terrario debe tener agujero suficientemente grandes para garantizar una buena ventilación, pero no lo demasiado como para que la serpiente se escape. Al planear los cuidados de serpientes tenemos que tener en cuenta que estos son animales de sangre fría, por lo que no pueden controlar por si mismos su temperatura. Debido a esto tendremos que realizar un proceso de control de la misma de manera artificial nosotros mismos. Las serpientes necesitan calor y humedad, por lo cual tendremos que prestar atención a las condiciones del ambiente todo el tiempo, de forma de garantizar las condiciones de vida óptimas para la mascota. Como vemos, la serpiente quizá no sea la mejor opción para alguien que nunca tuvo un animal doméstico, sin embargo como punto positivo, esta puede llegar a resultar un desafío. Como dijimos en un comienzo es importante que evaluemos estar en condiciones de darle a la serpiente la estructura y los cuidados que se merece antes de decidirnos a adquirirla. Como todo animal salvaje su mantenimiento requiere mucha atención, por lo cual tendremos que evaluar si estamos en condiciones de asumir este desafío.