Roedores como mascotas

Los roedores son una excelente opción para aquellos que quieren compañía pero no tienen un espacio muy amplio dentro de sus casas. Por lo general los roedores pueden conformarse con un lugar pequeño y no llevan el cuidado y dedicación que necesitan otros animales domésticos. A continuación veremos algunas de las opciones a la hora de elegir roedores domésticos.

roedores como mascotas para su hogarAunque para algunos puede resultar extraño los ratones son roedores utilizados como mascotas. En este caso no necesitaremos mucho espacio, debido a que el tamaño promedio de un ratón es de entre 17,5 y 20 cm, pesando entre 12 y 33gr. En el caso de estos pequeños animalitos, curiosamente su cola es igual de larga que su cuerpo. Otra variedad similar a esta son las ratas. El nombre científico de estas ratas en latín es Rattus norvegicus. De esta misma raza son los ejemplares que se venden el las tiendas de mascotas, sin embargo los ejemplares son especialmente seleccionados teniendo en cuenta algunas características básicas como el carácter del animal , que el mismo se encuentre libre de enfermedades y que responda bien al contacto con el ser humano.

Contrariamente a lo que se piensa las ratas son mascotas con un alto nivel de inteligencia, y a la vez sociables y limpias, dejando el estereotipo de lado de mascotas agresivas y sucias. Debido al rechazo social, estos animales no tienen otra alternativa que vivir separados de los seres humanos. Otro tipo de roedores mascotas que podemos seleccionar son las chinchillas. Estas duermen casi todo el día. Las mismas son mascotas inteligentes, curiosas, sociables y también un poco tímidas. Tendremos que tratarlas con mucha delicadeza, en especial al principio hasta que puedan entrar en confianza con nosotros. En caso de haber niños en la casa, tendremos que enseñarles que la mascota no es un juguete y no está a disposición de ellos. Los niños tendrán que aprender a ser amables con la chinchilla, de forma de evitar que la misma muerda de forma defensiva.

Otras alternativas

roedores como mascotas muy simpaticasUna alternativa más que podemos ofrecer es la del cobayo. Este es un roedor originario de América del Sur, de países como Perú, Colombia y Venezuela. Este animal era ya hace muchísimos años, alrededor de 500, criado como mascota por parte de las tribus aborígenes que habitaban la zona. Un sinónimo a través del cual muchos cobayos son conocidos es "conejillos de indias". La fisionomía del cobayo es simple, debido a que su cuerpo y su cabeza están fusionado en una sola unidad. Si lo que estamos buscando es un animal de compañía, los cobayos pueden ser una excelente opción, debido a que son roedores que están siempre muy alerta. También dentro de este tipo de animales mencionaremos los jergas roedores, los cuales normalmente también se llaman ardillas del desierto.

Estos roedores son omnívoros, por lo cual tendremos que mantenerles una dieta que contemple esta necesidad. Los alimentos básicos son semillas de girasol, choclo, verduras, lechuga, zanahoria, fruta, etc. Estos son roedores mayormente nocturnos que en su hábitat natural viven en madrigueras y que generalmente se dejan observar asomando a la superficie. El tamaño promedio de estos roedores es de entre 14 y 20 cm aproximadamente. Una mascota por excelencia dentro de los roedores es el hámster. Estos son roedores de la familia de los Múridos, y existen 5 especies distintas de ellos. La mayoría de estas especies provienen de la región sureste de los Estados Unidos y también de oriente medio. Debido a la facilidad de criarlos en cautiverio, estos animales muchas veces son tristemente utilizados como animales de laboratorio. Dentro de lo que es roedores domésticos, el hámster dorado es una de las variedades más populares como mascota. Existen especies como la china y la de Roborowski, las cuales son más difíciles de criar en cautiverio, por lo que son más difíciles de conseguir y son menos frecuentes como mascotas. Como hemos visto a través del artículo existen varias posibilidades de roedores domésticos pequeños.

Cabe aclarar sin embargo que debido a su tamaño muchas veces en estos animales las enfermedades son pasadas por alto, por lo que tendremos que observarlos con cuidado para controlar cualquier anormalidad en su estado de salud que puede necesitar control veterinario. Otra aclaración importante es que estos roedores deberán ser mantenidos separados de otros animales domésticos más grandes, como perros y gatos. La diferencia de tamaño y fuerza entre los mismos podrá poner en riesgo a los roedores, por lo cual será importante que las diferentes mascotas tengan cada una su espacio para no generar rivalidades. Por último en relación a la alimentación de estos animalitos, podemos decir que la misma es medianamente barata, debido a que independientemente de lo que cada uno come, esta comida se hace en porciones muy pequeñas, por lo cual el gasto será relativamente bajo.