Cuidado de los hurones

Los hurones pueden llegar a ser la mejor mascota que podamos tener, y esto se debe a que son animalitos muy sociables, divertidos y juguetones, lo que hace que iluminen y alegren la vivienda de cualquiera. De todas maneras existen algunas cosas que debemos saber sobre estos roedores: ¿Qué comen?, ¿Cómo se comportan?, ¿Cómo cuidarlos?, etc. Ninguna de estas preguntas puede ser considerada como un detalle, ya que el hurón no es una mascota habitual entre la gente; tener uno, no es como criar un hámster, por ejemplo. Los hurones domésticos son muy similares, en comportamiento, a un perro como a un gato y es por ello que tenemos que mirarlos con esos ojos a la hora de la convivencia.

hurones cuidados correctamente¿Cómo tener un hurón en casa?

Una de las preguntas clásica es cómo tener al hurón en casa: suelto o enjaulado, y la respuesta, como explicación que daremos a continuación debe ser tomada al pie de la letra, porque de ella dependerá la calidad de vida de este hermoso animalito. Antes de comprar un hurón, se tiene que analizar muy bien del espacio que disponemos en la vivienda, si llevamos a una mascota a nuestra casa, sin importar cual sea ésta, y la vivienda no se encuentra preparada para recibirla, entonces nuestra mascota sufrirá mucho. Los hurones pueden y deben ser tenidos de forma libre dentro de la casa pero ésta debe sufrir algunas modificaciones y adaptaciones; ante todo se deben bloquear el acceso a todos aquellos sitios que resulten peligrosos para ellos o para nuestras pertenencias.

Los lugares en donde más se meten los hurones son las heladeras, rincones con cables, desagües, trituradores y repisas; también será necesario cuidar nuestras plantas ya que a estos roedores les encanta rascar la tierra. Debemos ser sumamente cuidadosos al cerrar la heladera o sacar la basura, a veces los hurones domésticos se quedan dentro por estar jugando, o en ocasiones durmiendo; con respecto a sus necesidades, no debemos preocuparnos ya que aprenden muy fácilmente a utilizar la cajita con piedras, al igual que los gatos. Se puede mantener al hurón en una jaula cuando no podamos vigilarlo o cuando debamos estar fuera de casa, pero no se los puede dejar en ella durante mucho tiempo ya que este animal necesita de libertad y atención. Dentro de los cuidados de los hurones, esto es fundamental, este roedor no es un hámster, no puede vivir encerrado de forma continua, si no contamos con el tiempo suficiente para jugar y estar con ellos, entonces debemos buscarnos otro tipo de mascota; el hurón no es un animal "de pecera".

Agua y alimento

hurones con cuidados especialesLos hurones domésticos deben será alimentados con comida rica en proteínas, esto se debe principalmente porque son animales de naturaleza carnívora; es por ello que lo más recomendable es una dieta balanceada entre carne, huevos y demás ingredientes frescos. De todas formas, no siempre se lo puede alimentar de esta manera, y por ello podemos recurrir a un pet shop para comprar alimento balanceado para hurones, o en su defecto un alimento balanceado para gatos de primera marca. Esto último es fundamental, los alimentos más baratos o de marcas poco confiables suelen llevar al animal a sufrir diversos trastornos con el correr de los años. Estos malos alimentos pueden ocasionarle deficiencias nutricionales, formación de cálculos en las vías urinarias, etc; no debemos preocuparnos si el hurón come mucho, está en su naturaleza, se alimenta por el doble de su tamaño. El agua es otro factor a tener en cuenta, siempre debe estar al alcance tanto de nuestro hurón como de cualquier otra mascota, lo que se recomienda es un bebedero en forma de botella que nos permita conservar mucho mejor el estado del agua. De toda manera, debemos cerciorarnos de que nuestra mascota sepa cómo beber de él.

Dentro del cuidado de los hurones existen algunos alimentos que se encuentran prohibidos, lamentablemente ellos los aman, pero pueden resultar veneno para su organismo. Se lo debe mantener lejos de los caramelos, las mermeladas y cualquier otro producto rico en azúcar; también aman a las bebidas alcohólicas pero, de más está decir, que no podemos proporcionárselas. Los frutos secos como las avellanas, las nueces y las almendras, entre otros, porque los hurones domésticos no llegan a digerirlas correctamente, y si ingieren un trozo grande, se les puede producir un bloqueo en los intestinos. El chocolate también resulta tóxico, por ello está completamente prohibido. Podemos darle algunos alimentos que les guste cada vez que realizan un truco o como soborno, pero siempre en pocas cantidades, recuerde que los hurones domésticos son animalitos pequeños y lo que puede resultar una porción normal para nosotros, para ellos puede ser excesivo. Estos son los cuidados de los hurones básicos que debemos seguir para que crezca sano y fuerte.