Enfermedades de cobayos

Los cobayos son animales doméstico de cuyas enfermedades por lo general mucho no se sabe. Por esta razón en este artículo hablaremos sobre algunas de las afecciones típicas en este tipo de animal, de manera de poder estar atentos a los signos de problemas. Por lo general el tratamiento veterinario de estos animales es escaso, por lo cual será importante podernos poner al tanto de las enfermedades que sufren para poder fomentarlo.

cobayos enfermedades comunesUna de las principales afecciones que podemos destacar es la inflamación de los labios de los cobayos. Estas son producidas generalmente por hongos o bacterias con las que el animal entra en contacto ya sea mediante la comida o mediante objetos que toca con su boca. Más allá de la inflamación de los labios podremos notar que los hongos se propagan por su boca de manera muy rápida, por lo cual tendremos que utilizar productos antihongos que podamos usar en su boca para eliminarlos. Otra de las enfermedades de cobayos más tradicional es la cistitis. En este caso la enfermedad tiene una frecuencia mayor en hembras que en machos y se presenta cuando una bacteria afecta la piel interior de la vejiga infectándola.

La hembra en este caso es más propensa a la enfermedad debido a que la misma posee la uretra más corta y la posibilidad de infección se da más rápido. Según algunos médicos veterinarios una sobreingesta de proteínas puede ser también una de las causas de la enfermedad. A continuación separaremos las manifestaciones que se pueden dar en la hembra de las que se dan en el macho. De acuerdo a la severidad de la infección que estemos enfrentando la cobaya hembra podrá mostrar más o menos signos de la misma. Alguno de ellos son: una humedad mayor a la normal en la zona de los genitales y la elevación de los cuartos traseros al terminar de orinar. En los casos donde la inflamación esté avanzada también podremos encontrar ardor al orinar. El hecho de encontrar a la hembra lamiéndose entre sus patas traseras para evitar el dolor también es un síntoma de probable cistitis. Por último podemos llegar a notar una inflamación de la vulva y la aparición de llagas cerca de los genitales. Esta inflamación puede reducirse mediante la aplicación de aceita de caléndula. En el caso de los machos, cuando hay cistitis podemos observar un chillido al orinar. Si observamos el pene, también podemos notar que está enrojecido.

Consejos prácticos

cobayos enfermedades de la saludAnte la cistitis siempre es importante consultar al veterinario, sin embargo una forma casera de reducir la inflamación será usar agua de cebada. Tendremos que calentar diez partes de agua y una de cebada. El resultado será un líquido de consistencia viscosa y muy efectivo para la aplicación en zona inflamadas. Otra opción será utilizar zumo de fresa como remedio casero, sin embargo insistimos en la visita al veterinario, debido a que una de las mejores opciones siempre es la aplicación de antibióticos. Por otra parte, entre las enfermedades de cobayos más frecuentes también tenemos que mencionar el escorbuto. Esto es una falta de vitamina C. Esta vitamina es esencial en el mantenimiento de un metabolismo normal y en la sintetización de colágeno (el cual mantiene los tejidos fibrosos). Esta vitamina también cumple una función importante en el sistema inmunológico. Los cobayos, así como lo humanos, no producen su propia vitamina C y será importante darles una buena dosis que se conseguirá a través de las frutas y verduras frescas.

Los signos de deficiencia de vitamina C o escorbuto pueden ser algunos de los siguientes: depresión, pérdida de apetito, hemorragias subcutánea, gingiviales y otras, pérdida de peso, secreciones nasales, aflojamiento de dientes, dolor muscular y articulatorio, diarrea, quejidos al sostenerlo y secreciones en los ojos. En el caso de detectar la enfermedad a tiempo es muy probable que el cobayo se pueda recuperar de la misma sin problemas. Solo tendremos que administrar vitamina C de manera rápida.

Si el caso es avanzado y encontramos una pérdida de apetito, muy probablemente tendremos que inyectar la vitamina a través de una jeringa. Algunos veterinarios recomiendan un suministro extra de vitamina C, aunque el cobayo no carezca del mismo, como método para prevenir esta deficiencia, sin embargo será importante controlarlo con nuestro propio veterinario. Como vemos lo más importante a la hora de detectarlas enfermedades de los cobayos será poder llevar a cabo una observación aguda de su conducta, detectando los signos a tiempo. Si detectamos la enfermedad en una etapa temprana, siempre las posibilidades de recuperación serán mayores que si lo hacemos cuando esta ya se encuentra en una etapa avanzada. Debido a que las manifestaciones tempranas son altamente sutiles, estas serán las más difíciles de detectar, por lo que tendremos que mantener un nivel alto de atención para poder mantener la salud de nuestros cobayos.