Clases de tortugas

Las tortugas son animales muy tranquilos y debe ser por esta razón por la cual los grandes y chicos las eligen como mascotas, estos animalitos se distinguen de los vertebrados por su caparazón exterior el cual protege su cuerpo.

En casi todas las tortugas, el caparazón, también conocido como carapacho, forma una envoltura con cavidades y es allí en donde sacan la cola, la cabeza y las extremidades; para muchos entendidos, el caparazón de este animal es algo fascinante, esto se debe a que representa a una adaptación del esqueleto. Un dato fundamental y sorpresivo es que las tortugas han mantenido este aspecto por al menos 200 millones de años; una de las características que hacen que la tortuga sea una de las mascotas predilectas es que son inofensivas con los seres humanos.

Es muy probable que sean tímidas y por ello podemos observarlas la mayor parte del día escondidas en su carapacho; aunque hemos dicho que son inofensivas, si las molestamos son capaces de morder y cuando lo hacen, cortan como tijeras bien afiladas, por ello siempre se aconseja no agarrarlas con las manos. Actualmente existe una clasificación de tortugas la cual se basa en la manera en la cual las mismas guardan la cabeza dentro del caparazón; algunas especies doblan el cuello de forma lateral (tortugas pleurodiras), otras esconden su cabeza metiendo el cuello hacia dentro (tortugas criptodiras). tortugas-alimento

Las primeras son también conocidas como tortugas de cuello de serpiente y poseen una membrana interdigital, están adaptadas a un medio acuático y por ello es muy probable que las encontremos en lagos o ríos en África, América del Sur y Australia. Las tortugas Pleurodiras se dividen en: Africanas, Afro-Americanas y Austro-Americanas. Las tortugas Criptodiras poseen 200 diferentes especies las cuales se diferencian de gran manera en su carácter y comportamiento; algunos de estos reptiles habitan los océanos. Una vez que salen de los huevos se dirigen al agua para establecerse allí: dentro de esta especie encontramos: tortugas marinas de carapacho liso, tortuga fluvial centroamericana, tortugas terrestres, tortugas semi-acuáticas, tortugas de ciénaga y tortugas Marinas de Laúd. Lamentablemente las tortugas son muy propensas a enfermedades respiratorias, la mucosidad es una infección del aparato respiratorio que puede ser provocada por diversas causas; si el resfriado no se atiende puede convertirse en neumonía aguda o crónica. Las tortugas pueden desarrollar este tipo de enfermedades si se encuentran en un entorno polvoriento, con temperatura inadecuada, por falta de luz solar, malnutrición o estrés. Para prevenir este mal, se le debe proporcionar una dieta balanceada, nunca comida basura; otro aspecto fundamental es evitar que la misma padezca estrés, es decir, se debe mantener lejos a los perros o gatos que tengamos en la casa.

Si nuestra tortuga se ha resfriado ante todo debemos comprobar que no posea en las fosas nasales ningún cuerpo extraño como trozos de plantas o semillas, si esto ocurre se debe desinfectar la zona. Si notamos que el cuerpo extraño no es culpable del resfriado, debemos tomar una muestra de la mucosidad y llevarla al veterinario para que la analice.

Las tortugas de mascotas

Cuando nos decidimos por tener una tortuga como mascota debemos tener en cuenta ciertos aspectos para su correcto desarrollo; ante todo, como es de esperarse, debemos hablar del alojamiento del animal. Los terrarios (recipientes con tierra) son los mejores para albergar a este reptil pero éstos se deben amoldar a la cantidad de tortugas que tengamos allí como al tamaño de las mismas. Si el reptil es pequeño, bastará con un acuario, pero de todas formas, a medida que éste crezca, se lo debe mudar de casa; la altura de los recipientes deben alcanzar los 30 centímetros para evitar las corrientes de aire.

tortugas-tiposEn el terrario de tortugas se debe agregar gravilla gruesa, ramas secas, rocas redondeadas y demás accesorios para que el animal se sienta cómodo; si queremos un hogar con todas las comodidades, entonces debemos adquirir sistemas de calefacción e iluminación. Las tortugas necesitarán fuertes externas e calor, para ello podemos optar por lámparas infrarrojas que brindarán un ambiente cálido al terrario sin elevar la temperatura ambiente.

Como consejo, decimos que colocar un escondite o un refugio es una buena idea ya que sirve para que estos reptiles puedan resguardarse de los cambios de temperatura y para que hibernen tranquilos. Con respecto a la alimentación de las tortugas, aconsejamos darle frutas y verduras (lechuga, zanahoria, tomate, fresas y ciruelas); para complementar se les puede agregar a su dieta carne picada o insectos. En caso de que deseemos que las tortugas se reproduzcan, entonces debemos esperar hasta la primavera, una vez que el reptil haya sido fecundado, excavará un hoyo en la tierra para depositar entre 6 y 10 huevos; luego de dos meses éstos se romperán.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui