Características de los reptiles

Los reptiles son animales vertebrados, generalmente terrestres, que poseen una temperatura variable y pertenecen a la cadena evolutiva de los anfibios; una de las características principales de los reptiles es que los mismos nacen de huevos, que gracias a su cáscara tan dura no necesitan agua para lograr su desarrollo, a su vez, y por esta razón la fecundación de los reptiles es completamente interna y el macho posee un órgano copular. La piel de los reptiles suele estar completamente de escamas las cuales poseen un grosor considerable, y cada un determinado lapso de tiempo realizan mudas de piel. Una de las características de la piel de los reptiles es que les permite vivir en ambientes extremadamente secos.

En cuanto al esqueleto de los reptiles el mismo es muy osificado y una de las características principales es que las patas son muy cortas y al estar articuladas en los costados, deben moverse de lado a lado como los lagartos, o bien, como en el caso de las serpientes, simplemente se arrastran al no poseer extremidades. reptiles-tiposEl cráneo de la mayoría de los reptiles se encuentra soldado además de poseer un paladar óseo, y la articulación de la mandíbula se produce mediante el hueso cuadrado.

Por otra parte y como bien dijimos, hay reptiles que no tienen extremidades, y en este caso, cuentan con un gran numero de vértebras que le permiten realizar el característico el serpenteo al moverse. En cuanto a los dientes, los mismos no poseen una raíz, y por eso se reemplazan a medida que se van perdiendo y en algunos casos los mismos poseen glándulas venenosas; por su parte, la lengua de los reptiles cumple con dos funciones: gustativa y olfativa, y en algunos reptiles, también cumple con la función de “fosetas faciales” las cuales son muy sensibles a las radiaciones térmicas o infrarrojas. Por último, la respiración de los reptiles es pulmonar, y su circulación sanguínea es incompleta y doble, y es importante destacar el hecho de que hay muchas especies de reptiles que suelen paralizarse en temperaturas muy bajas.

Reptiles y anfibios como mascotas

Tanto los reptiles como los anfibios, no son de las mascotas más recomendables debido a que al tener sangre fría, no podemos esperar que sean nuestros compañeros, además, son animales que requieren de muchos cuidados y en muchos casos mantenerlos es una tarea verdaderamente costosa. Sin embargo, tener reptiles o anfibios como mascota es una extravagancia que muchos adoran, y en este caso debemos decir que los más populares son, por ejemplo, los lagartos, y lo primero que hay que tener en cuenta es el ambiente en el cual vivirá. Lo más recomendable es utilizar un terrario con todos los equipos necesarios para poder mantener estos animales. Entre las especies de lagartos que la gente suele adoptar como mascotas podemos nombrar: Leopardo Geco, que son muy pequeños y fáciles de manipular; generalmente el hábitat perfecto para ellos es un terrario con luces UVB/UVA. Los dragones barbudos también son muy populares y a pesar de que sus cuidados muy fáciles, este tipo de animal requiere de un terrario considerablemente grande y con radiación solar artificial.

reptiles-variosIncluso una especie de lagartos que son relativamente sencillos de cuidar, requieren de una gran inversión para sus cuidados. Por otro lado, los lagartos como las iguanas o los camaleones, son un poco más difíciles de mantener, y lógicamente algo mas costosos. Por otro lado si elegimos una serpiente como mascota es importante que sepamos que su carácter dependerá enteramente de la forma en la cual se la críe y se la trate. Las boas constrictoras son de las serpientes más comunes como mascotas, aunque pueden llegar a tener un tamaño muy grande.

El carácter de estas serpientes suele ser muy dócil, no requieren demasiada atención, y son muy fáciles de alimentar. Las serpientes pitón también son de las más comunes, aunque debido a su enorme tamaño no son recomendables. Muchos dicen que las serpientes pitón son bastante traicioneras, siendo esta otra razón para no tenerlas en el hogar, además, su cuidado es algo complejo, y son animales un poco agresivos, cuya fuerza es imposible de controlar. En cuanto a los anfibios, son también animalitos muy comunes para tener como mascota especialmente las ranas. En cuanto a los terrarios debemos decir que, teniendo en cuenta que debemos imitar su hábitat natural, para las ranas debemos conseguir un acua-terrario; las ranas son bastantes sucias, por eso es fundamental mantener el terrario limpio, ya que estos anfibios deben crecer y madurar con salud. Por último, dentro de los reptiles y anfibios, probablemente las tortugas sean las mascotas más simpáticas de todas cuyos cuidados no suponen un gran esfuerzo; las tortugas de agua son algunas de las más bellas, pero las tortugas de tierra son las preferidas, especialmente por los niños.

Ahora bien, un factor importante a tener en cuenta es que si se decide tener un parejita de tortugas para su reproducción, entonces deberemos esperar hasta la primavera que es la época de apareamiento, y recordemos que para ello requieren de un terrario amplio, a que ellas entierran sus huevos, hasta que al cabo de dos meses nacen sus crías. Las tortugas representan una gran mascota de compañía, y además es ideal para que los niños comiencen a desarrollar su sentido de la responsabilidad.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui