Criaderos de bulldog y sus diferentes razas

Los criaderos de bulldog se caracterizan por poseer perros a grandes rasgos, de tamaño medio y una presencia muy fuerte.

Si bien en Latinoamérica esta raza no es de las más populares debemos decir que la misma tiene muchas cualidades dignas de ser destacadas debido a que son perros muy fieles a sus amos y una paciencia realmente increíble, algo que hace que estos perros sean perfectos para la crianza con niños.

Teniendo esto en cuenta los criaderos de bulldog apuestan a progresar y están seguros de que pronto el bulldog será una de las razas predilectas por las familias, por eso cada año, son más los emprendedores que se animan a la crianza de esta raza tan particular la cual tiene dos derivaciones: el bulldog ingles y el bulldog frances. En primer lugar, si estamos pensando en comprar un cachorro bulldog deberemos tener en cuenta algunas características comunes para poder identificarlos en su estado puro, debido a que muchos criaderos de bulldog suelen comercializar mezclas. El bulldog es un perro con aspecto retacón y la característica más curiosa es que su cabeza es más grande en proporción a su cuerpo además de que la parte trasera es tan alta como musculosa. Su caminar es muy peculiar ya que esta raza tienen sus miembros anteriores muy cortos, por lo que casi no se despegan del piso, pero cuando comienzan a correr, el paso es muy similar al galope de los caballos.

criaderos-bulldog-estanciaEl tamaño general de los machos suele ser de unos 36 cm. y 25 kg de peso, mientras que las hembras miden unos 31 cm. y pesan alrededor de 20 kg. Además de las mencionadas, los perros que solemos encontrar en los criaderos de bulldog suelen cumplir con rasgos característicos de la raza los cuales nos ayudan mucho a identificarlos, ya que por ejemplo, el cráneo de estos perros es muy ancho y la piel que lo recubre, además de tener varios pliegues y arrugas es muy suave.

El hocico es muy corto y chato y su nariz es bastante ancha y esta ubicada exactamente entremedio de los dos ojos, los cuales están muy separados, son muy oscuros y redondos y aunque nos mire de frente es caso imposible verles la parte blanca de los ojos. Los bulldog tienen maxilares cuadrados y el inferior es considerablemente más grande que el superior llevando el mentón hacia arriba en cuanto a las orejas, las mismas son pequeñas y generalmente están hacia atrás lo que nos permite ver las arrugas que poseen internamente. Con respecto al cuello, podemos decir que apenas se les nota, ya que los perros pertenecientes a los criaderos de bulldog son muy compactos y se consideran una prolongación del tronco. La piel del cuello es muy gruesa y abundantes y generalmente este se encuentra arqueado hacia la espina dorsal; como bien dijimos el cuello del perro bulldog es considerado una prolongación del tronco, y haciendo referencia a este podemos decir que el mismo se caracteriza por tener un pecho amplio pero una forma cilíndrica. La cola no está ubicada en una posición demasiada alta, posee repliegues hacia la punta y generalmente el perro no suele elevarla más allá del dorso. En cuanto al pelaje, el mismo es corto y compacto y generalmente suelen ser blancos con manchas y bicolores.

Cuidados y tratos esenciales de los criaderos de bulldog

Los criaderos de bulldog suelen cuidar a estos animalitos con mucho énfasis debido a que es importante mantenerlos sanos y fuertes para que puedan desarrollarse correctamente. Dicho esto, generalmente los especialistas que trabajan en los criaderos de bulldog suelen estar todo el tiempo pendiente de la mandíbula de estos animalitos ya que si algún cachorro llega a nacer con un prognatismo muy acentuado, es probable que se babee todo el tiempo resultando ser muy incomodo tanto para el animal como para sus dueños.

Por otra parte y siguiendo con los aspectos más importantes de los cuales los criaderos de bulldog deben ocuparse con respecto a la salud del animal, es que la nariz tiene una estructura muy compleja, lo que puede llevar al perro a tener problemas de respiración, especialmente si vive en una zona donde el calor es sofocante.

criaderos-bulldog-canesY otro detalle muy importante que no podemos pasar por alto es la displacía en la cadera uno de los problemas más graves que tiene esta raza de perros. En este sentido en particular debemos decir que la mayoría de los criaderos de bulldog suelen regalar aquellos cachorros que nacen con alguno de estos problemas, por eso, debemos pensar también en adoptarlos a ellos.

Ya que aunque su salud no este al 100%, tienen la misma capacidad de dar amor, fidelidad, lealtad y compañía que cualquier otro ejemplar. Por último queremos decir que toda aquella personas que adquiera uno o más cachorros en criaderos de bulldog debe procurar que hagan mucho ejercicio respetando siempre su ritmo para lograr que así desarrolle su musculatura y pueda aumentar su capacidad respiratoria. Además debemos tener en cuenta que en los criaderos de bulldog cuentan con un terreno lo suficientemente grande como para que estos animalitos se diviertan, por eso no podemos dejar que nuestra mascota pierda esa costumbre; ahora bien, nunca debemos dejar que se exceda en cuanto al ejercicio y los juegos ya que esto puede estresarlos, y especialmente debemos cuidarlos muchos del calor excesivo.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui