Actividades de los criaderos de dogo

Los perros dogos es una de las razas favoritas entre la gente debido a que solo representan a un excelente animal de compañía sino que también son muy buenos perros guardianes y de caza. Teniendo en cuenta esto, en los últimos años la demanda por perros dogos creció considerablemente por lo que muchas personas decidieron dedicarse a la cría de dogos, estableciendo criaderos de dogo en todo el mundo.

Cabe destacar que existen tres variaciones diferentes de las razas dogo, las cuales son el dogo de Burdeos, el dogo aleman y el dogo argentino, siendo este último uno de los favoritos de la gente. Al igual que la mayoría de los criaderos de perros, los criaderos de dogo se dedican principalmente a la comercialización de esta raza en su estado más puro, y justamente para que la casta no se pierda ni se mezcle con otras, los criaderos de dogos suelen aceptar únicamente perros con pedigree para realizar las cruzas.

Por otro lado debemos decir que existen dos maneras en las cuales trabajan los criaderos de dogo, una de ellas es cruzando sus propios ejemplares y en este caso generalmente disponen de unos tres o cuatro parejas de dogos para realizar las cruzas correspondientes. Esta es probablemente la manera más conveniente de criar este tipo de perros debido a que así tenemos una garantía del tipo de genética que posee el perro, y justamente es una excelente manera de preservar la raza. criaderos-dogo-dogos

La segunda manera en la cual trabajan los criaderos de dogos es cruzando los ejemplares de personas particulares, y en este sentido debemos decir que este método es algo más complicado de cumplir ya que por lo general y debido a que no se posee ningún tipo de garantía acerca de la pureza de la raza del animal, es preciso que realicen diferentes pruebas genéticas para determinar si el perro posee pedigree o no. Además, en este tipo de criaderos de dogo los cachorros pueden llegar a salir hasta el doble de su precio normal teniendo en cuenta que mientras más personas estén involucradas en la obtención y crianza de estos perros, mayor será entonces el precio que se deberá pagar por ellos, y a pesar de las pruebas mencionadas anteriormente es difícil tener la certeza de que realmente estemos frente a un ejemplar de dogo puro. Por estas razones es que siempre es más conveniente averiguar primero de que manera trabajan los criaderos de dogo que conocemos. Un dato muy importante que deberemos tener en mente cuando nos dirijamos a un criadero de dogo es que siempre debemos exigir que nos enseñen los papeles correspondientes a los perros que intervinieron en la cruza, ya que el pedigree de los padres de los cachorros es lo que le da la legitimidad a la raza del perro que vayamos a adquirir.

Criaderos de dogo clandestinos

Debido a que la cría de dogos es un negocio muy bueno, muchas personas inescrupulosas, montan fábricas de perros clandestinas, las cuales pretenden competir directamente con los criaderos de dogo pero desde la clandestinidad. Se les denomina “fabricas” debido a que explotan al máximo a los perros para que estos tengan crías cada vez que comienzan su celo, algo que puede ser muy perjudicial para la salud de los perros dogos. Las hembras dogo pasan la mayor parte de su vida encerradas en jaulas pariendo camada tras camada de cachorros hasta que su cuerpo ya no resiste o bien, hasta que ya no pueden tener mas cachorro, momento en el cual son sacrificadas debido a que deben ser reemplazadas inmediatamente por otro ejemplar.

criaderos-dogo-dogoAlgo similar sucede con los machos, que cuando son mayores y ya no puede preñar a las perras, son sacrificados para reemplazarlos por ejemplares más jóvenes. El trato que reciben los dogos en estas fabricas es cruel, ya que son sometidos a días enteros sin comer ni tomar agua, además de que están enjaulados permanentemente, de hecho, los ejemplares que no pueden venderse, son criados en una jaula para ser utilizados cuando alcancen su madurez sexual.

De más está decir que estos autodenominados “criaderos de dogos” no ofrecen ningún tipo de papeles, ni tampoco comercializan perros con pedigree, pero esto resulta ser un hecho menor, teniendo en cuenta la situación que se vive en este tipo de establecimientos. Desde hace varios años, los criaderos de dogo legítimos vienen peleando contra estos negocios clandestinos, pero sin tener demasiado éxito, ya que este tipo de montajes clandestino son muy difícil de sabotear, teniendo en cuenta que estas personas trabajan desde la clandestinidad. Un factor importante a tener en cuenta es que los perros criados en estas fábricas suelen ser extremadamente agresivos, lo cual resulta muy peligroso, especialmente si la idea es que el animal crezca en un entorno familiar.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui