Caballos frisones, equinos con historia

Los caballos frisones pertenecen a una de las razas de caballos más deseadas por la mayoría de los criadores ya que no solo es un caballo que tiene mucha historia, sino que también debemos decir que el porte y el Standard de este animal son perfectos.

Su cabeza larga y elegante, su cuello arqueado con una larga crin reposando sobre uno de los costados de su cuello, un cuerpo fuerte y compacto y sus cortas patas, hacen que este caballo sea uno de los más hermosos de la especie. Por otro lado, también vale destacar el hecho de que la uniformidad del color que posee la capa de los caballos frisones es la que ha hecho popular a este animal, especialmente para utilizarlos como caballos de salto teniendo en cuenta que resulta muy fácil para ellos poder sobrepasar cualquier tipo de obstáculos hechos de todo tipo de materiales tales como troncos y vallas.

caballos-frisones-equinosAdemás debemos destacar el hecho de que, al no ser caballos demasiado grandes, los caballos frisones pueden ser manejados muy fácilmente por el jinete cuando llega la hora de recorrer los obstáculos. Otra característica destacable de los caballos frisones es que pertenecen a una raza que posee un trote rápido y elevado, que da la sensación de que el caballos va flotando en el aire mientras corre.

Y para que podamos imaginar esto diremos que estos hermosos animales suelen flexionar mucho las articulaciones, por eso, tanto su galope y su trote suelen ser muy amortiguados, y al jinete se le facilita mucho mas la monta. Los caballos frisones se desarrollaron en el norte de Holanda y parte de Italia también, ay que ambos países poseen regiones muy apropiadas para la cría de caballos ya que se caracterizan por sus ricos pastos, y además es conocido que en ambos países han existido caballos desde hace ya miles de años. Una curiosidad que podemos mencionar con respecto a los caballos frisones es que fueron la inspiración en muchas de las obras de arte medievales en donde se muestran fuertes caballos negros, que se asemejan mucho a los que son los caballos frisones modernos, y también debemos decir que los caballos frisones compitieron en las carreras al trote y con mucho éxito, entre los siglos XVII y XIX y también se utilizaron como sementales para crear otras razas de caballos. A mediados del siglo XX los caballos frisones prácticamente se extinguieron, quedando solo unos pocos ejemplares en el mundo, pero gracias al trabajo de muchos criadores que se dedicaron de lleno a preservar la raza, hoy en día podemos ver muchos ejemplares en diferentes exhibiciones y competencias de salto, además de que en algunos casos son utilizados como caballos de monta de recreo para los entrenamientos de salto de los jinetes.

Cómo cuidar y adiestrar a los caballos frisones

Los caballos frisones son animales extremadamente fieles a su dueño, leales y muy respetuosos, por eso esta raza es considerada como una de las más nobles de la especie. Además debemos destacar que los caballos frisones son muy inteligentes por lo que adiestrarlos no cuesta ningún trabajo extra y debemos decir que además, son animales muy predispuestos para el aprendizaje. Por otro lado también debemos decir que los caballos frisones son extremadamente amigables y sociables, seguramente se acercarán a todas las personas con las que sientan alguna afinidad, pero de todos modos, esta raza tiene un solo dueño, y solo lo obedece a él.

caballos-frisones-fotoPor otro lado no podemos dejar de decir que los caballos frisones suelen ser bastante asustadizos, como la mayoría de los equinos, pero en este caso debemos tener mucho cuidado, ya que desafortunadamente los caballos frisones tienen una salud muy frágil, y el hecho de tener que pasar por una situación de stress muy fuerte, puede llegar a provocarles alguna enfermedad.

Justamente por esta razón es que debemos realizarles un control veterinario constante para asegurarnos de que estos animales no tengan ningún tipo de problema, ya que a pesar de que su paso es muy fino, y suelen correr de manera tal que difícilmente se lastiman, cuando se les exige un rendimiento muy alto, suelen presentar problemas musculares como espasmos, tirones y en algunos casos también contracturas. Por eso no debemos ser demasiado duros con su entrenamiento, recordemos que los caballos frisones son animales muy sensibles y siempre esperarán que su amo los respete y los quiera de la misma manera que lo hacen ellos.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui