Caballos árabes, una raza única en su clase

Los caballos arabes son animales que suelen impactar a todo aquellos amantes de los caballos debido a que este animal se caracteriza principalmente por su elegancia y evanescencia ya que observar detenidamente el galope de estos animales da la impresión de que se encuentran flotando en el aire.

Los caballos árabes representan a una de las razas pura sangre más antiguas de la historia con más de mil años de existencia y es considerada el rey de los caballos ligeros ya que forman parte de las mejoras más significantes que se realizaron en las razas equinas pura sangre.

Antiguamente los beduinos solían contar muchas historias acerca de los caballos arabes, considerando a la raza un regalo de Dios, y justamente uno de los mitos que relata la historia de esta raza dice que cuando Dios creó al caballo con la capacidad de volar sin alas a través de los vientos del desierto. Pero de todos modos la historia sobre los caballos arabes no está del todo resuelta, aunque se cree que los creadores de esta raza tan magnifica fueron las tribus nómadas persas, sirias y palestinas. Estos pueblos solían criar a sus caballos de manera muy selectiva prestando mucha atención y siendo muy cuidadosos con la elección de los ejemplares seleccionados, ya que solo elegían líneas puras para poder mantener la casta. caballos-arabes-equino

En cuanto al carácter de los caballos que se solían elegir, los mismos eran afectuosos, mansos y su mirada se caracterizaba por ser dulce pero a la vez muy fuerte, con un espíritu orgullosos tal y como se conoce hoy en día a los caballos arabes. Pero no fue hasta la época de la conquista musulmana que los caballos árabes comenzaron a extenderse en el continente europeo como sementales, legando todas sus características a los caballos de las razas autóctonas de cada región. Pero en la actualidad existen tres grandes grupos con los cuales podemos identificar a los caballos árabes: la raza que procede de la parte europea de Asia Menor y Turquía, aquellos que provienen desde Damasco, y los caballos árabes de Barbería. Por otra parte es importante tener en cuenta que los beduinos querían crear un caballo que pudiera resistir largos viajes por el desierto y que se destaque su fuerza, vitalidad y valor, y justamente los caballos árabes representan todo esto de la mejor manera.

Fisonomía y temperamento de los caballos árabes

Los caballos arabes suelen poseer una cabeza muy refinada, la frente amplia y sus ojos son muy grandes en proporción de sus fosas nasales y su hocico los cuales son pequeños. La mayoría de los caballos arabes suele mostrar un perfil más bien cóncavo; la parte de atrás suele ser bastante larga y nivelada y su cola se encuentra mucho más alta que el resto de las razas de caballos, pero es importante tener en cuenta que los caballos árabes poseen un excelente linaje ya que sus caderas son muy profundad y anguladas además de que los hombros también se caracterizan por tener una excelente caída. Generalmente los caballos árabes poseen un cuerpo compacto con un lomo corto y es común que en algunos ejemplares tengan 5 vértebras lumbares en vez de seis y 17 en vez de 18 costillas, lo que hace que, así se trata de caballos árabes jóvenes, estos serán capaces de llevar a un jinete mas pesado que lo habitual, con mucha facilidad.

caballos-arabes-razaTambién cabe destacar que los caballos arabes poseen huesos y patas que son muy densas y fuertes además de que sus cascos son de los mas resistentes de la especie, y justamente una de las razones por las cuales la mayoría de los jinetes prefieren montar caballos árabes es porque sus cascos aguantan horas de trabajo frente a las peores condiciones climáticas.

Por otro lado debemos decir que la altura standard de los caballos arabes es de entre 1,45 mts y 1,55 mts aunque se conocen algunos casos en donde su altura era de 165 cm, es por esta razón que los caballos arabes son considerados caballos a pesar de que la altura decisiva entre éstos y los pony se plantea en los 145 cm. Con respecto a su carácter y temperamento debemos decir que los caballos árabes vivieron durante siglos con los humanos en el desierto teniendo una predisposición natural hacia el afecto con las personas, por eso es de las razas más elegidas para los jinetes que recién comienzan a montar. Además también es importante destacar el hecho de que los caballos arabes se consideran de sangre caliente, lo que implica que tanto su inteligencia como sensibilidad permite que estos animales aprendan rápidamente a comunicarse con sus jinetes. Sin embargo, también sucede que muchos caballos árabes aprendan malos hábitos si no se les brinda un aprendizaje correcto, y es debido a su sensibilidad que este tipo de animales no toleran los tratos injustos, las agresiones ni los gritos, por eso es importante que se los trate con mucho respeto y cariño, ya que de otra manera se volverán muy desconfiados del jinete lo que los llevará a tener algunos comportamiento y actitudes violentas con ellos.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui