Tipos de caniles para perros

Los caniles para perros son jaulas bastante grandes en donde se coloca a los perros ya sea por una medida de seguridad o porque allí es donde duermen.

Este tipo de caniles para perros suelen ser muy utilizadas en perreras, residencias, guarderías y criaderos de perros, para evitar que se peleen entre sí. Generalmente debido a las dimensiones con las que cuentan los caniles para perros, se pueden colocar, como mínimo, unos tres perros, aunque la cantidad de animales va a variar según el tamaño y los materiales con los que este fabricado. Los más comunes son los caniles para perros que poseen una estructura de madera y están encerrados por alambrado; en cuanto al techo, el mismo suele ser de chapa, también con una estructura de madera pero debemos decir que dependiendo del lugar en el cual se construya, va a variar el diseño, ya que por ejemplo, en espacios abiertos que son muy grandes generalmente se construyen individualmente a modos de casetas.

caniles-perros-canilPero en el caso de que se pueda aprovechar alguna galería o lugar cerrado, estos caniles para perros están divididos por paneles, en muchos casos de madera o de acrílico, aunque también y utilizan el alambrado. En este último caso debemos destacar que no es del todo conveniente que dos perros que no se conocen se encuentren divididos por un alambrado debido a que esto los puede volver muy agresivos y pueden lastimarse intentando romper el alambrado para atacarse, especialmente si son dos perros del mismo sexo.

Si bien estos son los caniles para perros más utilizados por parte de algunas instituciones encargadas del cuidado animal, también hay caniles para perros que pueden ser utilizados por cualquier persona, los cuales son para transportar al perro en el caso de que se deba realizar un viaje. En este caso el canil para perros de plástico cuenta con una puerta metálica, la cual está completamente aislada de cualquier posible daño que pueda hacerse el perro. Por otra parte, en muchas veterinarias que poseen un área de internación para los animales, también se utilizan mucho ambos tipos de caniles para perros, siendo los más grandes destinados a los perros de razas fuertes, y los de plástico, para aquellas razas pequeñas que pueden estar allí cómodamente. Una de las ventajas del canil para perros de viaje es que puede desarmarse quitando la cubierta del mismo junto con la puerta y utilizarlo como cama para el can.

Recomendaciones de uso de caniles para perros

Muchas veces puede surgirnos el problema de que nuestro perro sea muy activo y se la pase destruyendo todo a su paso, aunque no sea ésta su intención, por eso, es importante que consideremos el hecho de mantener al perro durante algunas horas del día en un canil para perros, ya que atarlos a un árbol o a una reja no es la solución a este problema.

En primer lugar deberemos determinar las opciones en cuanto a las dimensiones de los caniles para perros, y es importante que tengamos en cuenta que éste debe ser lo suficientemente amplio como para que nuestra mascota pueda desplazarse cómodamente, sin sentirse limitado por el tamaño del canil. Con respecto a la ubicación de los caniles para perros debe ser siempre en algún lugar que se encuentre alejado de la casa, para así evitar el contacto con los olores.

caniles-perros-grandesNo obstante, mientras más grande sea el canil para perros más fácil será de mantenerlo higienizado, además de que una buena idea es instalar algún sistema de agua potable para que de esta manera no solo el perro goce de tener agua limpia y fresca todo el tiempo sino que también para nosotros será mucho mas fácil limpiar los caniles para perros teniendo en cuenta que no deberemos andar llevando y trayendo baldes con agua.

Este tipo de caniles para perros, en donde las mascotas viven allí la mayor parte del tiempo, suelen estar construidos con material, y luego son decorados y pintados a gusto del propietario; sin embargo es fundamental que tengamos en cuenta que nunca debemos utilizar algún tipo de pintura que pueda resultar tóxica para el animal, y en este caso también debemos evitar que el animal resida allí durante los primeros días en los cuales fue pintado. En el caso de que haya algún área en la cual el perro no este autorizado a estar, una buena idea es instalar fuera de los caniles para perros, un alambre de mediana altura el cual debe ser muy resistente y bastante largo y colocaremos una argolla en donde introduciremos la cadena del perro para que de esta manera pueda circular fuera de los caniles para perros pero sin entrar dentro del un radio en donde pueda molestar o causar algún daño. En el caso de que tengamos más de un perro, deberemos instalar un canil en el cual puedan convivir juntos, pero es importante tener en cuenta que si hay peleas entre ellos, nunca se debe meter dentro de los caniles para perros solo a uno de ellos, ya que esto puede ponerlo muy agresivo contra el otro perro; en todo caso instalaremos un canil individual para cada uno de ellos.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui