San Bernardo: nobleza infinita

san-bernardo-perroEl San Bernardo es conocido como el “coloso” de los perros por ser uno de los más altos, fuertes y corpulentos, que además de ser excelentes rescatistas (su imagen más conocida es la del barrilito de coñac de los perros San Bernardo de rescate) son niñeras ejemplares, siendo reconocidos como guardianes de los niños, pero una de las particularidades con respecto a este aspecto del carácter de los San Bernardo es que no solo protegen a los niños, sino que también los educan para alejarse de cualquier peligro.

Es importante tener en cuenta que este perro pesa alrededor de los 100 Kg., un verdadero gigante de la especie canina, por eso, antes de decidir adoptar uno debemos tomar en cuenta muchos factores como este, ya que alimentar aun animal de 100 Kg. de peso puede resultar mucho más que costoso. Por otro lado y siguiendo por la línea de los cuidados, cepillar el manto de los San Bernardo es una tarea que debemos realizar a diario ya que teniendo en cuenta que se trata de un perro de exterior es probable que en su pelo se enreden hojas, ramas y todo tipo de elemento de la naturaleza. También debemos decir que este perro tiene muchos problemas con sus ojos, ya que la producción de lagañas y la conjuntivitis son cuenta corriente, para evitar esto como decimos siempre, lo mejor que hay es el agua de manzanilla.

san-bernardo-canesLa gingivitis también es una enfermedad muy común en el san bernardo por eso es muy importante que periódicamente se le realice una limpieza de su dentadura. De más está decir que el San Bernardo es un perro que requiere de un lugar muy espacioso, por eso jamás debemos considerar un perro de estos para vivir en un piso o departamento ya que el perro no solo sufrirá mucho sino que también es probable que cause destrozos muy graves.

Por otra parte la alimentación del san bernardo es fundamental ya que comen cantidades enormes de alimento, pero al igual que la mayoría de las razas grandes, el san bernardo es muy propenso a sufrir torciones gástricas por eso es fundamental que su alimentación se divida en dos comidas por día en donde deberá haber un intervalo de al menos 10 horas entre comida y comida. Pero más allá de todos los cuidados, debemos decir que el San Bernardo como mascota es ejemplar, ya que estamos hablando de un perro con una nobleza infinita, muy bueno, amigable y especialmente cariñoso que cuidara a los niños como si fueran propios.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui