Chin japonés, una raza ideal para las familias

El Chin japones es un perro que desde un principio fue criado por lo japoneses como perros de compañía y a pesar de tener un carácter bastante testarudo, estos pequeños perritos son muy alegres y se adaptan perfectamente a la vida en un departamento y del interior de la casa y justamente y gracias a esto y a sus reiteradas demostraciones de amor a su amo, el Chin japones es uno de los perros favoritos para criar en familia.

Con respecto a su trato con los niños, afortunadamente este es un perro que les tiene mucha paciencia, pero es importante que siempre se los vigile cuando estén jugando ya que por su diminuto tamaño los niños pueden lastimarlo. chin-japones-canesUna de las características principales del Chin japones es su largo pelaje el cual necesitara de cuidados especiales, por lo que será necesario llevarlo periódicamente a la peluquería. Como bien hemos dicho el Chin japones es un perro muy pequeño, que suele medir entre unos 20 a 30 cm. y su peso generalmente está entre los 2 a los 6 Kg. poseen una configuración cuadrada y su espalda completamente recta y su cabeza tiene una forma cuadrada si la miramos desde el frente aunque en su parte superior es ligeramente redondeada.

Las orejas se esconden tras un mando de pelaje muy largo, y aunque no se puedan ver las mismas tienen una forma triangular y en cuanto a los ojos debemos decir que es uno de los rasgos más característicos del Chin japones, ya que son muy grandes y oscuros, muy similares a los de los perros Chihuahua. Su pelaje generalmente es de color blanco o castaño rojizo, aunque en la actualidad son muchos los ejemplares blancos y negros que se venden en los criaderos.chin-japones-perros

Esta raza generalmente suele nacer en camadas de 6 a 8 cachorros, aunque se conocen casos de perritas que han tenido hasta 12 cachorros. Se cree que esta raza de perro desciende directamente desde el perro pequinés, y de hecho podemos observar algún parecido en su rostro, pero debemos tener en cuenta que en Japón, estos perros son un símbolo de respeto, por lo que en la antigüedad era uno de los regalos más comunes que se les ofrecían a los monarcas, gobernantes e integrantes de la nobleza, y en el año 1897 el Chin japones fue introducido en el occidente en donde fue aceptada y adoptado como perro de compañía de la alta sociedad. Al ser una raza pequeña, el Chin japones es un perro muy vulnerable a contraer ciertas enfermedades, por eso es fundamental que periódicamente, lo llevemos de visita al veterinario.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui