Loros

Una de las aves domésticas que más se ha comercializado en estos últimos años es el loro, muchos dicen que su encanto radica en el "saber hablar", pero la verdad es que el loro, solo repite. Científicamente se ha comprobado que el loro no cuenta con las facultades para dialogar, sino que repite un repertorio de frases que ha escuchado en su crianza, y esto hace parecer que éste habla. De todas maneras, e loro es un ave exótica y puede alegrar cualquier hogar, es una ave muy colorida y tierna, perfecta para que conviva con adultos como con niños, son sencillamente adorables.

Sus características

loros para adiestrarPodemos decir que dentro de las características generales del loro, tenemos la del pico curvo, el cual es muy fuerte y tiene apariencia de gancho; lo utilizan mucho para estabilizarse como para trepar. Sus alas son cortas y de forma redondeada, pero su cola es bastante larga; se cree que el loro es el ave más vigilante de la casa y la más domesticable de todas. Siguiendo con su fisonomía, el loro posee dedos en sus patas, dos orientados hacia la parte de adelante y dos hacia atrás; no tienen buena estabilidad en el suelo pero si cuando trepan. Si queremos tener un loro el día de mañana, existe algunos aspectos a tener en cuenta, uno de ellos y quizás, de los más importantes es la alimentación. El loro come semillas de girasol, manzanas, pan con leche, duraznos y demás frutos; podríamos decir que come casi de todo.

Particularidades

Como ya lo hemos dicho al comienzo, el loro se caracteriza por imitar la voz humana, esto lo puede lograr gracias a su lengua carnosa; esto es algo que otras aves no poseen. La lengua del loro es redonda y muy movediza, son una excelente herramienta a la hora de extraer semillas y granos, además de las frutas, claro está. Debemos aclarar que aunque el loro es un gran imitador, no puede entender qué es lo que está diciendo, pero sí tiene una buena memoria. Sabe cuáles son los sonidos que debe reproducir cuando tiene hambre y los que debe hacer cuando llega alguien a la estancia, pero siempre sin entender su significado. La popularidad que poseen los loros como mascotas, radica en este aspecto, la facilidad de poder imitar a un humano hablando, como también otros sonidos exóticos. Cuando se busca al mejor imitador, debemos necesariamente recaer en el loro gris africano, un ave de no menos de 30 cm de longitud, con plumaje gris y cola roja. Los estudios realizados en la actualidad, definen a esta ave como un ser altamente inteligente, al mismo nivel que los delfines o los primates.

Los loros poseen una excelente capacidad para relacionarse con los seres humanos y es por ello que muchos utilizan el habla para comunicarse con nosotros; antes se sabía que utilizaban su siringe, localizado en la tráquea y los bronquios para poder hablar, hoy se ha descubierto que la lengua puede dar forma al aire y hacer que se diferencien los sonidos, haciéndolos sonar de forma similar a los que el hombre emite.

Enseñándole a habla a nuestro loro

loros verdes de mascotasGeneralmente cuando adquirimos un loro lo primero que tratamos de hacer es que hable, pero esto no se consigue de la noche a la mañana, debemos prepararnos y, sobre todo, tener mucha paciencia. Enseñarle a hablar a nuestro loro puede ser una experiencia sin igual, pero si no nos mentalizamos correctamente puede resultar hasta estresante. Para que el loro aprenda una palabra, ésta debe repetirse diariamente, es muy probable que las primeras clases no bajen de los 10 minutos; una de las cosas que debemos tratar, es que nuestra mascota no se aburra, sino será una pérdida de tiempo para ambos. Una buena metodología para enseñar al ave, es tratarlo como a un niño, le insistiremos con frases sencillas o nos enfocaremos en aquellos objetos que le llamen la atención, de esta forma intensificaremos las clases y el aprendizaje. Siempre que responda, debemos recompensarlo, esto es fundamental, no solo lo agradecerá sino que le servirá como estímulo para las próximas clases.

Un animal asombroso

El loro es de por sí un animal maravilloso, no solo porque es capaz de imitarnos, incluso en las situaciones más cómicas, sino que también puede realizar una amplia gama de sonidos que se relacionan con lo cotidiano. Puede imitar desde el tono de nuestro celular, hasta el timbre de nuestra casa, lo que puede llegar a confundirnos más de una vez. Aunque no comprendan lo que dice, se ha comprobado que en un par de años, el ave puede aprender una media de 250 palabras y de emplearlas en los momentos indicados. Muchos dicen, que esto ocurre porque el loro siente que debe integrarse al entorno para poder pertenecer al mismo.