Alimentación para lagartijas

En la vida salvaje podemos encontrar un sinfín de animales, algunos de ellos pueden domesticarse y vivir fácilmente en cautiverio, mientras que otros jamás podrían adaptarse. En los últimos tiempos la acción de adoptar reptiles se ha convertido en un gran furor, entre ellas las más populares son las iguanas, los camaleones y las lagartijas (dejando de lado la tortuga, la cual siempre ha sido considerada como animal doméstico). Nosotros, nos enfocaremos en este último animalito, fascinante por su anatomía y comportamiento. Las lagartijas pueden tenerse como mascotas, pero no todas las especies pueden vivir en cautiverio o ser beneficiosas para el hombre; algunos de estos reptiles son venenosos y no aptos para ser tenidos como mascotas.

lagartijas alimentacion indicadaAlimentando al reptil

Como ya todos nuestros lectores suponen, para tener una mascota, de cualquier tipo, debemos informarnos plenamente sobre sus hábitat, costumbres, comportamiento, posibles patologías a contraer, la comida que puede y debe comer, etc. De todos estos aspectos la alimentación de la lagartija es fundamental; si no sigue una dieta apta para su cuerpo y organismo puede tener consecuencias graves en su desarrollo. Cuando vamos a adoptar un animal como éste, o una especie de reptil, es de vital importancia informarnos sobre sus hábitos alimenticios. La lagartija tradicional se alimenta de insectos dependiendo de su tamaño.

Por ejemplo los reptiles pequeños comerán insectos pequeños, una lagartija de aproximadamente 13 cm basará su dieta en insecto que no midan más de 1,5 cm; cuando crecen van modificando sus gustos y tamaño de alimento. Dentro de los insectos preferidos en la alimentación de lagartijas, encontramos a los grillos (no demasiado gordos), si le damos grillos grandes lo más probable es que se atoren en su garganta y nuestra mascota muera. Las moscas, moscos, arañas y similares, son también un excelente alimento para nuestro reptil, como dijimos previamente, su tamaño dependerá del de nuestra lagartija. Un punto importante a recalcar es que los insectos deben proveérseles vivos, no muertos, ya que si se los damos en esas condiciones, la lagartija no los comerá. Su bebedero siempre debe estar lleno, ya que los reptiles beben mucha agua y de forma constante, este no es un dato menor. La lagartija comerá su comida, solo si no observa a nadie cerca, es decir, cuando le pongamos los grillos o arañas en su terrario, debemos alejarnos y dejarla sola para que pueda comer tranquila.

Cazadoras por naturaleza

lagartijas alimentacion especial para las mas grandesNo existen alimentos sintéticos, secos o húmedos para las lagartijas, y esto se debe a que son animales cazadores por naturaleza, estos reptiles son lo que se denomina "insectívoros", por lo cual consumirán siempre lombrices, caracoles, escarabajos, saltamontes, hormigas, arañas y moscas, entre muchos otros. Los estudios que se han realizado últimamente, afirman que las lagartijas tienen preferencia por la caza de insectos voladores, los asecha, moviéndose lentamente, levantándose sobre su espalda, hasta que encuentra el momento propicio para atacar. Pero la lagartija es también presa para muchos otros depredadores, y por eso tiene también su mecanismo de defensa; el mismo consiste en desprenderse de su cola cuando algún depredador la sujeta de ella. Es de esta manera como pueden fugarse hasta el refugio más cercano, su cola vuelve luego a regenerarse.

¿Las lagartijas cambian sus hábitos alimenticios para evitara los predadores?

De acuerdo a estudios realizados en la Universidad de Yale y de Salamanca, se ha comprobado que existen algunas especies de lagartijas que cambian el tipo de alimentación cuando se siente amenazadas por diversos predadores. Según dichos estudios, las lagartijas se mueven menos y capturan a su "comida" de diferente manera. La alimentación de las lagartijas cambia de forma radical ante la amenaza, este reptil se torna menos selectivo y por ello agrega diversidad a su dieta. Dentro de los estudios, un investigador español analizó el contenido de 327 bolitas de material fecal, de 291 tipos de lagartijas diferentes, de esta forma pudo averiguar qué es lo que consumían. Este estudio arrojó los siguientes datos: las hormigas fueron las presas más consumidas, luego siguieron las termitas; pero dentro de este análisis se pudo establecer que las hormigas eran las preferidas en una situación de riesgo. Sin basarnos en estos conocimientos, algo podemos intuir, habíamos señalado anteriormente que cuando teníamos que alimentar a una lagartija, debíamos dejarla sola para que pueda comer tranquila, de lo contrario no tocaría bocado.

Aquí podemos ver que ocurre algo similar, al ser acechados por sus predadores, se sienten con miedo e incómodas para ingerir el alimento, y es así que optan por consumir lo primero que encuentran. Como vemos, la alimentación de lagartijas no es una tarea compleja, pero tampoco un detalle, debemos seguir las indicaciones previamente mencionadas para que nuestra mascota coma sin ningún tipo de problema o miedo.