Comida para roedores

A la hora de alimentar roedores tendremos que realizar las diferencias correspondientes según cada especie de estos animalitos. Lógicamente no será lo mismo alimentar cobayos y chinchillas que ratas y ratones. Por esta razón tenemos que estar atentos de poderle preparar una dieta adecuada a cada uno de ellos.

comida para roedores tipo ardillasEn el caso de los cobayos, uno de los puntos más importantes es que estos roedores deben recibir una dosis de vitamina C diaria, que complemente la vitamina que obtienen a partir de las verduras. Aunque las verduras son su principal alimento estas no llegan a cubrir las necesidades vitamínicas del cobayo. Por esta razón administraremos vitamina C a través de una pipeta. La vitamina C es un alimento fundamental en la vida de los cobayos. La falta del mismo produce una enfermedad llamada escorbuto, que puede tener consecuencias importantes en la vida de estos animales. La alimentación de los cobayos se basa en verduras ricas en vitamina.

Esto deberá ser administrado a los cobayos con moderación, debido a que los mismos no necesitan muchos hidratos de carbono extra de los que les da su alimentación natural, al contrario de los humanos. Nosotros necesitamos complementar nuestra dieta con alimentos especialmente ricos en hidratos de carbono, como por ejemplo, las pastas. Otro punto importante en la alimentación de cobayos es que los mismos puedan tomar mucho líquido. Estos necesitan cantidades abundantes de agua, por lo que será importante mantener el suministro de la misma fluido dentro de la jaula.

En el caso de los ratones, la comida industrial preparada para estos roedores suele tener muchas pipas, maíces e colorantes, por lo cual no resultan un buen alimento. Una opción será hacerle a los ratones una buena mezcla de semillas, teniendo en cuenta de poner semillas pequeñas en la dieta con el fin de poderlas digerir de manera fácil. También se pueden considerar los cereales trozados muy pequeños: entre ellos podemos nombrar: la avena, el centeno, la cebada, el trigo y el maíz tostado. Una opción para reforzar esta dieta puede ser agregar semillas que se utilizan tradicionalmente en la alimentación para canarios: estas son alpiste, nabina, negrillo, cañamón y linanza. Siempre tendremos que tener en cuenta de no elegir semillas con gránulos vitamínicos. El trigo serraceno, la soja y la espelta son otras opciones para incorporar a la dieta de los ratones.

Otros roedores

comida para roedores como ratasEn relación a la comida de hamsters, esta es ciertamente parecida a la comida de los cobayos. Aquí se necesita un balance entre forraje, fruta, verdura, cereales, proteína animal, complementos, etc. Entre las verduras ideales para los hámster encontramos las arvejas, las puntas de los nabos, la lechuga, el pepino, la remolacha, el maíz y las papas. Con respecto a las frutas, algunas de las más utilizadas como comida de roedores son la manzana, las ciruelas, los plátanos y los melocotones. Existen ciertas frutas como la naranja, que más allá de ser una buena fuente de vitamina C pueden llegar a irritar la boquita del hámster y el resto de su piel. Por esta razón será importante poder darle frutas menos ácidas y con el mismo contenido de vitamina, como las anteriormente mencionadas. Entre las semillas, la cebada, la avena, el trigo la soja y el girasol son algunas de las más utilizadas en la dieta de estos animales. Con respecto a las hierbas el trébol fresco puede funcionar dentro de la dieta del hámster. Como dijimos para los cobayos, repetimos para los hamsters: estos animalitos tienen que tomar grandes cantidades de agua. Incluso si queremos proporcionarles minerales, saliendo de la rutina del agua podemos prepararles zumos, que hasta pueden estar mezclados con leche si el animal los disfruta.

Un punto importante para cualquiera de los animales mencionados es controlar su dieta. Si la comida para roedores no es tolerada, esta puede traer muchos tipos de problemas de salud. Por esta razón una buena idea es controlar el color de las heces del pequeño animalito. Aunque esto pueda parecer un poco asqueroso, la alteración de las heces normales puede ser indicador de una insuficiencia para tolerar los alimentos.

En el caso de diarrea, habrá que llevar a los roedores al veterinario rápidamente, debido a que esta patología hace que pierdan líquido que es vital para el movimiento de su metabolismo y que puede tener consecuencias a largo plazo que hasta pueden llegar a ser irreversibles. Muchas veces por el pequeño tamaño de los roedores se piensa que su alimentación será simple, pero como vemos no hay nada más lejos de la realidad. La comida de roedores debe ser variada y tendremos que detalladamente elegir los elementos necesarios para poder darle una dieta balanceada y mantener al pequeño saludable.