Comida para camaleones

Los camaleones son animales muy fascinantes, es por ello que hoy en día representan a una de las mascotas más buscadas, pero esto no se debe solo a sus características físicas o estéticas, sino también a su comportamiento. El camaleón es un reptil muy extraño, por su tipo de hábitat, forma de cazar, su capacidad para camuflarse con los diversos ambientes y así tener un mecanismo de defensa óptimo; todo esto lo hace tan llamativo como exótico. Pero tener un camaleón como mascota no es algo sencillo, debemos instruirnos sobre sus costumbres, alimentación, condiciones de vida, posibles enfermedades que pueda contraer, etc; para poder proporcionarle un buen nivel de vida.

comida para camaleones balanceadaAlimentación natural

Cuando hablamos de la comida para camaleones tenemos que necesariamente recaer en los insectos ya que estamos refiriéndonos a animalitos insectívoros, son muy pocas las especies que llegan a consumir vegetales o alimentos de dichas características. Los camaleones cazan cualquier tipo de presa, el único requisito es que quepa en su boca y que llame considerablemente la atención. Una pregunta muy recurrente de los amantes de esta clase de reptil es "¿Cómo cazan?", la respuesta es sencilla, este reptil puede detectar a su presa por su movimiento y gracias al increíble poder visual que guardan sus ojos.

No importa si la forma en que su presa se mueve es demasiado lenta, el camaleón puede leerla y escanear a su vez, el entorno en el que se encuentra, todo, a través de sus ojos. Aunque suene extraño, muchas veces la dieta del camaleón incluye individuos de su misma especie pero de menor tamaño, al mismo tiempo, muchos pueden comer otro tipo de reptiles, siempre de un tamaño más pequeño, claro está. Como la comida para camaleones es tan variada, este animalito llega a consumir todos los nutrientes que necesita para desarrollarse plenamente, como para reproducirse; todo esto ocurre siempre y cuando el reptil habite un ambiente óptimo. Lo cierto es que la mayoría de los camaleones muere, en especial cuando se encuentran en sus primeras semanas de vida, son solo algunos pocos huevos los que llegan a fecundarse para luego ser camaleones adultos.

Camaleones en cautiverio

ideal comida de camaleones grandesCuando decidimos tener un camaleón, es necesario tener mucho cuidado con su alimentación, debemos proveerles de dietas muy variadas para que así el animalito pueda tener los nutrientes que necesita. Debemos evitar las dietas monótonas que "aburren" a la mascota; en varias tiendas de mascotas o reptilarios podemos encontrar una gran variedad de presas vivas, entre las cuales se destacan los grillos, los gusanos de seda, las langostas, las cucarachas, las larvas, la mosca de fruta y arañas.

En algunas ocasiones podemos darle de comer pequeños vertebrados sin pelo, como las crías de ratón, esta clase de comida para camaleones aporta una gran cantidad de minerales y vitaminas, pero pueden ser prescindibles. De hecho, dar todo el tiempo esta clase de comida puede ser contraproducente, provocando digestiones pesadas, atragantamientos, excesos de proteínas en el organismo y hasta problema de retención de huevos en las hembras. Por ende, darle de comer a nuestro camaleón pequeños roedores (si es lo que tenemos en mente), debemos hacerlo esporádicamente o en circunstancias especiales. Bajo ninguna circunstancia debemos alimentarlo con roedores con pelo, esto le provocaría al animal, obstrucciones intestinales y vómitos.

Consejos

Un camaleón puede alimentarse en diferentes horarios, pero lo más aconsejable es que coma su comida a la media mañana, esto se debe a que para esa hora, el reptil ya tiene su temperatura corporal en óptimas condiciones y esto favorece su digestión. No se debe alimentar al camaleón a última hora de la tarde (justo antes de que disminuya la temperatura) porque estaríamos dificultando su digestión. Lo buenos es que la comida para camaleones se sirva siempre en un comedero, es así como tenemos un mejor control de la comida que se ha ingerido, es cierto que algunas especies son muy reticentes a comer de comederos ya que están acostumbrados a cazar en la vegetación, por ello debemos trabajar un poco más en sus cambios de hábitos y comportamiento. Los alimentos más equilibrados para un camaleón son los grillos, las langostas, los saltamontes y las cucarachas, estas presas le brindan al reptil la dosis adecuada de vitaminas, proteínas, grasas y demás nutrientes.

Obviamente, debemos darle raciones moderadas ya que de lo contrario el camaleón puede volverse obeso y tener desórdenes alimenticios. Algunas especies de camaleones aman la fruta y algunas verduras, si se las cortamos finamente o en pequeñas porciones, ellos la comerán sin problemas. Con respecto a cada cuánto alimentar al camaleón, algunos los hace de forma diaria mientras otros prefieren alimentarlo día por medio, cualquier de estas dos variantes es válida siempre y cuando el reptil reciba comida suficiente. Siempre debe tener su bebedero lleno con agua limpia y fresca; esto es vital.