Enfermedades de iguanas

Las iguanas pueden considerarse como las mascotas más exóticas, y justamente por ello, debemos ser muy cuidadosos con ellas; estos reptiles no representan una mascota convencional, todo lo contrario. Es por esto que debemos estar al tanto de sus cuidados, necesidades, alimentación y las posibles enfermedades que puedan contraer; cuidar a una iguana no es un detalle menor, se necesita tiempo, voluntad y mucho conocimiento sobre estas criaturas. Pero existe algo que debemos tener en mente cuando adquirimos cualquier tipo de mascota y nos referimos a las patologías que puedan contraer, algunas mascotas y en especial, algunas especies, son más propensas a enfermarse que otras, y por ello debemos estar alertas para prevenir y curar.

iguanas y sus enfermedades particularesLa prevención como arma clave: Como ya hemos escuchado varias veces el dicho "es mejor prevenir que curar", el mismo se aplica a las iguanas; la prevención es la mejor arma que podemos tener o a la que podemos acudir para evitar que nuestra mascota la pase mal. Las enfermedades de iguanas pueden ser letales si no se las trata a tiempo, es por ello que con los cuidados necesarios, las mismas pueden llevar una larga y sana vida. Otro dato que tenemos a favor, es que estos reptiles no son propensos a contraer enfermedades, pero cuando ocurre, esta situación puede tornarse peligrosa. Cuando compramos una iguana es necesario que estemos atentos a todo lo que pueda pasarle, en los reptiles los síntomas de alguna enfermedad presente suele darse mediante el decaimiento, la falta de apetito o un comportamiento anormal.

Debemos estar atentos a su ritmo de respiración, si notamos mucosidad excesiva en su nariz o alrededor de su boca; si realiza algún ruido mientras repele aire o si respira con dificultad. Otro aspecto fundamental es revisar siempre sus excrementos y ver si son normales; que sus ojos estén bien abiertos y limpios, y que sus miembros no se encuentren inflamados u oscurecidos. Si podemos visualizar que algunas de estas situaciones está pasando, debemos llevar a nuestra mascota de inmediato a un veterinario.

Los males más comunes

iguanas y sus enfermedades mas comunesDentro de las enfermedades de iguanas los parásitos suelen llevarse el primer lugar; las quemaduras, aunque no entren en este rubro, son muy habituales. Por algún descuido las iguanas sufren pequeñas quemaduras por una exposición excesiva al calor, las estufas suelen ser las principales culpables; si la quemadura no es grave, no será necesario ir al veterinario. Los parásitos son cosa seria, éstos pueden ser internos o externos; los primeros se hacen presente debido a una mala alimentación, y aunque no representan un gran riesgo, tienen consecuencias, la más común es la falta de apetito, lo que conlleva a una pérdida de peso. Los parásitos más peligrosos y dañinos son los externos, por lo general los que atacan a las iguanas son los ácaros, también encontramos aquellos que atacan los ojos y la boca. Para eliminarlos debemos comprar productos acaricidas, no tóxicos para nuestra mascota; si no estamos seguros podemos consultar con algún especialista.

La piel: La iguana siempre ha sido conocida por tener una piel deslumbrante, pero ésta puede ser víctima de infecciones que se producen debido a una humedad excesiva o por una mala higiene. Las infecciones cutáneas son enfermedades de iguanas que se hacen presente muchas veces y esto pasa por desconocer los cuidados que se le debe brindar al animal; ante esta patología, se recomienda consultar con nuestro veterinario para que nos recete alguna crema. Para evitar las infecciones debemos hacer hincapié en las condiciones de higiene, mejorarlas, lavaremos muy cuidadosamente las zonas afectadas y daremos un ambiente más seco a su terrario. A veces podemos notar que su piel puede tornarse negra, un fenómeno que empieza en la cola y luego se extiende, ésta es una patología muy contagiosa por lo que se debe aislar a la iguana y recurrir inmediatamente a un tratamiento, si no se contacta al veterinario rápido, esta enfermedad puede resultar mortal.

La nutrición: Las enfermedades de iguanas pueden tener lugar también por desajustes nutricionales o desórdenes alimenticios, lo más común en estos animales es la falta de calcio; cuando esto ocurre podemos ver que nuestra mascota posee las patas traseras y la mandíbula inferior inflamadas; podemos notarlo a simple vista. En las iguanas adultas se pueden presentar enfermedades tales como la osteoporosis y la osteodistrofia; en el primer caso, las iguanas se hincharán y sus huesos podrían fracturarse. En la osteodistrofia, la inflamación será en las patas traseras. Para poder prevenir ambas enfermedades, lo que debemos hacer es agregar a su dieta un complemento o plus de calcio, todo esto combinado con aportes de fósforo. También puede ocurrir que la iguana presente carencia de vitamina B, cuando esto ocurre, sus miembros posteriores como su cola tenderán a paralizarse, para solucionar este problema, el veterinario le inyectará la dosis de vitamina B que necesite, de acuerdo a cada caso.