Iguanas domesticas

Las iguanas domésticas se han tornado las mascotas más exóticas de los últimos años, esto ocurre, quizás, porque son cada vez más los amantes de los reptiles que deciden tener uno en caso, en vez de optar por el tradicional gato, perro, hámster o conejo. Las iguanas pueden ser de gran compañía y también, brindarnos una gratificante experiencia, ya que son muy compañeras; hemos escuchado a personas decir que como estos animales son de "sangre fría", no son recomendables como mascotas. Nosotros estamos aquí para derribar ese mito y darle ese pequeño empujón a quien quiera comprar y criar un reptil; a continuación haremos hincapié en cómo son las iguanas domésticas, qué debemos tener en cuenta si vamos a adoptar una y todos los aspectos relacionados con estos animalitos.

iguanas domesticas grandesCaracterísticas de la iguana doméstica

Existen muchos tipos de iguanas, pero la doméstica se caracteriza por tener un comportamiento más dócil y manipulable que las demás, que son de índole salvaje. La iguana doméstica puede medir hasta 1,8 metros y su color suele ser verde rabioso; las iguanas cuanto se tornan adultas, opacan el color de su piel. La iguana, en general se caracteriza por ser un animal territorial como solitario, si alguien la toma por la cola, y ésta no se siente cómoda, puede desprenderse de ella para escaparse. A este fenómeno se lo conoce con el nombre de autonomía y es su principal mecanismo de defensa; la cola se regenerará en poco tiempo pero nunca será igual que la original.

La iguana doméstica como cualquier otra posee muchos atributos, es una excelente nadadora, puede trepar, correr y zambullirse en el agua si se siente amenazada. Algo que debemos tener en cuenta es que el macho es mucho más agresivo que la hembra y es por esto que siempre se aconseja adquirir a la hembra para que podamos tener un mayor control sobre la mascota. Puede vivir hasta 13 años si su cautiverio es llevado a cabo de manera correspondiente, de lo contrario, el animal tenderá a enfermarse, acortando sus expectativas de vida.

¿Qué le damos de comer?

iguanas domesticas comiendo vegetalesLa iguana doméstica tiene sus propios hábitos alimenticios, como toda mascota, pero existen a su vez 2 tipos de dietas, la que se les brinda a las iguanas adultas y la que se le da a las iguanas jóvenes. Hasta los dos años de vida, la iguana doméstica se alimentará de insectos ya que en esta etapa, la misma es insectívora; a medida que pasan los años, ésta se va tornando omnívora. Cuando la iguana llega a su madurez y se convierte en adulta, es allí donde se convertirá en herbívora; aunque también puede llegar a consumir algún invertebrado o carroña, pero podemos asegurar que cuando el reptil ya es mayor, tiene la tendencia de consumir las hojas de las plantas. Los brotes de soja, las verduras y las frutas completarían el menú; algunas especies tienen una cierta devoción por las flores.

Dentro de los materiales necesarios que debemos incluir para poder tener a nuestra iguana doméstica se destacan los que nombraremos a continuación: lo primero que compraremos será un terrario de dimensiones grandes (las mínimas son: 150 x 150 x 175 cm), se puede incluir un terrario exterior para el verano, esto es opcional y al mismo tiempo una excelente idea. Se debe incluir césped artificial, rocas y plantas para poder ambientar de la mejor manera su hábitat; una bombilla de calefacción, un tubo fluorescente de rayos U.VB 0.5 para que pueda realizar de manera correcta la síntesis de vitamina D. También será necesario una incubadora, un bebedero de 3 cm de profundidad y un comedero de vidrio o cerámica (en lo posible) con 3 cm de profundidad. Para que la iguana pueda vivir plenamente y se mantenga saludable, existen condiciones mínimas que deben cumplirse, primero la temperatura debe estar entre los 28 y 32º; durante la noche bajaremos la temperatura hasta los 25º. Para que el terrario sea su perfecto hogar, se debe poner una capa de 12 cm de grava en el fondo, el cable del calefactor, se esconderá con dicha grava.

Lo más conveniente con la iguana doméstica es siempre dejarla vagar, que se sienta libre y no sea controlada; se le dará de comer 3 veces por semana en horarios matutinos y llegando la noche, debemos saber que las iguanas no se alimentan diariamente, y cuando se tornan adultas lo hacen incluso con menos frecuencia. Lo importante aquí es siempre mantener limpio su terrario y que el agua esté fresca. Debemos estar atentos a cualquier síntoma extraño como pérdida de brillo en su coloración; se deben prevenir las corrientes de aire y las bajas temperaturas y de esta forma no sufrirá de infecciones respiratorias o virus.