Iguanas

Dentro de las mascotas más exóticas que podemos tener, encontramos a las iguanas, éstas pertenecen al género de los reptiles y son muy comercializadas como animalitos de compañía, pero para tener una en casa, debemos conocer todo cobre ellas o al menos, los aspectos más importantes. Las iguanas necesitan de condiciones de hábitat muy específicos, es por esto que cuando adoptamos una, debemos pensar, entre otras cosas, en sus terrarios, alimento, cuidado, etc. Para poder entender más el mundo de estos animales, debemos conocer sus características, las cuales describiremos a continuación, es de eta forma que podemos garantizar un excelente desarrollo y una vida saludable para nuestra mascota.

Todo sobre iguanas

iguanas grisesComo mencionamos en el párrafo anterior, las iguanas pertenecen a la familia de los reptiles y suelen habitar las zonas tropicales de centro América como de Sudamérica y el Caribe; es muy común que las encontremos en áreas húmedas y zonas selváticas. Se sitúan en los árboles, cerca de 1,2 metros de altura sobre el suelo; no importa de que tamaño sean, pueden moverse rápidamente entre las plantas como trepar con mucha facilidad. Con respecto a su físico decimos que todas las especies de iguanas cuentan con una papada, espinas que van desde su espalda hasta su cola y un tercer ojo en su cabeza; a éste se lo llama "ojo parietal".

Tiene una apariencia pálida, y es por eso que en ocasiones se confunde con escamas; a su vez se pueden observar escamas tuberculares que son muy similares, o al menos tienen forma, de picos. La iguana verde es, quizás, el reptil más elegido como mascota, la misma puede llegar a medir 1,5 metros de largo; su cuello como su dorso nos muestran una alta cresta que está constituida por espinas que son independientes. Más espinas se hacen presentes en el mentón, tanto su cola como su cuerpo son alargados pero muy estrechos, y es la cola la que utiliza como mecanismo de defensa para dar duros golpes. De todas maneras, la iguana es un animal inofensivo, debe sentirse muy amenazado para que reacción agresivamente. Es importante recalcar como características fundamentales, que estos reptiles son herbívoros y ovíparos, ponen sus huevos bajo tierra hasta que nacen; alcanzan su madurez sexual a los 16 meses, pero recién cuando cumplen los 36, pueden ser considerados adultos, en esa etapa de sus vidas pueden alcanzar los 70 cm de largo.

La vista y el oído hacen que las iguanas sean animales más que exóticos, sino maravillosos, estos reptiles tienen una visión perfecta y pueden observar, sin ningún tipo de problemas, sombras, movimientos y cuerpos como objetos a largas distancias. Sus ojos son una herramienta primordial para cruzar las densas selvas, y también son esenciales para encontrar el alimento necesario; al mismo tiempo, realizan señales visuales específicas para comunicarse con otras iguanas. Con respecto a la audición, remarcamos que las orejas de la iguana son conocidas como tímpanos y se localiza cerca de los ojos; este tímpano no procesa el sonido, sino que simplemente lo transmite. Como podemos observar, estamos hablando de animales fascinantes y que cuentan con muchos recursos para vivir tanto en cautiverio como en la vida salvaje, de todas formas, todas estas características se adaptan al tipo de hábitat que le otorguemos.

¿Qué comen?

iguanas domesticas pequeñasLas iguanas como todo animal necesitan de buenos alimentos para poder llevar una vida saludable y sin sobresaltos, por ello la correcta alimentación es vital, y esto depende enteramente de nosotros. La dieta de cualquier iguana debe basarse principalmente en proteínas y vitaminas, también debemos saber que todo alimento que le demos, debe ser cortado en pequeños pedazos, de lo contrario no favoreceríamos su digestión. Como ya sabemos, y hemos recalcado, las iguanas son herbívoras, por lo tanto comerán comida de origen vegetal y no animal; de todas maneras debemos estar al tanto de que existen algunos vegetales que no deben ingerir como la coliflor, el brócoli, la espinaca y el apio. Estos alimentos son ricos en ácido oxálico lo cual genera un fuerte trastorno al organismo del reptil. Tampoco podemos darle zanahorias, uva, plátanos, lechuga o cebollas, ya que no solo no aportan vitaminas, sino que tampoco brindan calcio o fósforo, lo cual es vital para el reptil.

Por supuesto, ahora debemos responder otra inquietud ¿Qué pueden comer?, lo mejor es siempre brindarle comida con altas dosis de vitamina D, calcio y fósforo, para ello podemos optar por la calabaza, el tomate, los espárragos, las flores de diente de león, las hojas de mostaza, el perejil, los rabanitos, el nabo, y la remolacha.

Si notamos que nuestra iguana no come como siempre, entonces debemos preocuparnos ya que es el primer síntoma de una posible enfermedad, puede ser por problemas intestinales, parásitos o incluso estrés, por esto debemos llevarla con el veterinario para un correcto chekeo.