Venta de guacamayos

En este capítulo de las aves, ya hemos aprendido bastante sobre algunas de ellas, es decir cómo se alimentan, cómo son los cuidados de sus nidos, que tipo de animales conviene tener en las casa compartiendo con otras mascotas, pero no hemos hablado de los guacamayos, que es de lo que nos ocuparemos en el presente artículo, más precisamente de la venta de guacamayos.

venta de guacamayos legalEsta es un ave muy codiciada, porque tienen muchas condiciones para serlo, en principio podemos hablar de sus plumajes de colores más que atractivos, azules, naranjas y amarillos forman parte de sus mezclas, tan graciosamente dispuestas. Desde tiempos inmemoriales los aborígenes originarios de las tierras en las que son abundantes estas especies, admiraban sus plumas, rindiéndoles homenajes con las que además comerciaban, formaban parte de sus atuendos. Hoy la venta de guacamayos es ilegal, ya que es este animal uno de los que integran las listas de aves en extinción. La caza furtiva, ha tenido que ver en esto, además de los cambios climáticos.

En estado salvaje los guacamayos, realizan sus nidos en los huecos de los árboles, e inteligentemente a grandes alturas para evitar la llegada de la mano del hombre del que se defienden con sus picos muy afilados. La diferencia que tienen los papagayos, con los guacamayos es solamente el tamaño, y son estos pájaros imitadores de los sonidos del habla humanos. Son animales estos, buscados para compañía, es por ello que la venta de guacamayos es tan codiciada, además de su belleza claro. En estado salvaje los guacamayos, se alimentan de frutas, y las semillas comprenden sus platos favoritos. Pero esto depende mucho de los lugares en los que hacen sus nidos y habitan, porque por ejemplo en los bosques, se alimentan de insectos, y parásitos que viven en las maderas de los árboles.

Animales en extinción

venta de guacamayos azulesEn el pasado las ventas de guacamayos eran muy comunes, pero hasta entonces estos simpáticos y bellos exponentes, no estaban en peligro de extinción, pero de eso hace ya unos cincuenta años. Son animales que tienen la particularidad de que si son muy bien cuidados y se lo protege del frío, y de las alimañas, pueden vivir entre cuarenta y cincuenta años promedio, es por ello que también eran muy buscados por los que aman este tipo de especies. Son tan bellos que muchas veces se promocionan espacios turísticos con ellos, y nada más con verlos, ya estamos imaginando la naturaleza de ese sitio. Otro de los lugares en los que nos podemos deleitar con sus colores en los libros, enciclopedias, Internet que tienen sitios de los con fotografías a todo color, para decorar el fondo de la pantalla de nuestro ordenador, o para tenerlas en nuestra casa como cuadros de alguna sala.

Ellos viven en climas cálidos y en bandadas, en las que se sienten protegidos y vuelan de un sitio a otro en busca de comida, o de mejores frutas para sus dietas alimentarias. Necesitan del otro o de los otros integrantes de la bandada, ya que logran relacionarse socialmente acicalándose unos a otros, y enseñando a sus crías y a las otras a encontrar las mejores frutas para su supervivencia. Pueden permanecer en las copas de los árboles con el líder a la cabeza, y cuando llega la hora de comer, vuelan a sus objetivos, insectos, frutas, flores, y lo que más les gustan: las semillas. A pesar de que la venta de guacamayos está prohibida en casi todos los países, hay personas inescrupulosas que hacen estas ventas en el mercado convencional, y por Internet, que en muchos de sus sitios, se comercializan en preciso realmente onerosos, y lo único que buscan estas personas es el enriquecimiento ilicitito en detrimento de las aves que deben habitar en sus ambientes para lo que fueron creados. Es por ello que no es muy extraño que en muchas oportunidades, en los periódicos encontremos noticias en las que han encontrado bandas que comercializan con ellas, los que son multados inclusive encarcelados cuando se trata de grandes establecimientos de ventas de guacamayos y otras especies exóticas de muchísimo valor en el mundo. Podemos ver en la actualidad en zoológicos que les preparan sus hábitats, y estos se adaptan fácilmente, les proveen de todos los alimentos que ellos más necesitan y que les gusta, frutas, semillas de maní y girasol, y además de ser admirados por las personas que visitan estos zoológicos, pueden ver sus comportamientos.

A sus jaulas llegan personas de todas las edades, para sacar fotografías, y llevar de recuerdo, ya que en otra oportunidad es muy difícil verlos. La venta de guacamayos, para cautiverio en zoológicos de aves exóticas, está permitida por la ley, no obstante deben de cumplimentar una serie de requisitos básicos para que estos vivan en ese estado, que no es el clima ni el ambiente natural del que son originarios.