Cuidados para gatos persas

Como bien sabe quien los haya tenido, los gatos de raza son extremamente sensibles y requieren bastantes cuidados. En esta ocasión nos ocuparemos de examinar los casos de los gatos persas.

cuidados de gatos persas como mascotasExisten ciertos ítems fundamentales que tendremos que tener a la hora de brindar cuidados a gatos persas. Uno de los principales es la caja. Este será el lugar habitual del gato, y debe estar limpia y acondicionada para prevenir la transmisión o/y contagio de enfermedades a través de la misma. En los primeros meses podremos seleccionar una caja pequeña, pero hay que tener en cuenta que, aunque los gatos persas no son de gran tamaño, necesitarán otra caja después de cumplir el año aproximadamente. Por esta razón podremos ahorrar si adquirimos una caja lo suficientemente grande desde el comienzo. De acuerdo al ambiente donde se vaya a situar al gato podremos elegir una caja clásica o una caja especial.

La caja clásica es la abierta, mientras que la especial es cerrada y nos permite mantener el olor dentro de la misma. Esta segunda opción será aconsejable si vamos a instalar al gato en ambientes como la cocina. En el caso de la caja abierta, si queremos mantener cierta forma en nuestros ambientes podremos adquirir una cortina que oculte el interior de la misma. Otro elemento inherente a la caja será la bolsa de arena o piedras que necesitaremos para la base de la misma.

Como los demás gatos, los gatos persas, en especial los pequeños tienden a andar a través de la casa arañando todo lo que encuentran a su paso. Por esta razón será importante que podamos encontrar una tabla para arañar apropiada donde el gatito pueda descargar toda su energía sin dañar nuestro mobiliario. Hay que tener en cuenta que nos llevará algún tiempo hacer que el gato utilice la tabla de arañar. Esto no será fácil, habrá que acostumbrarlo mediante el entrenamiento. Estas tablas se pueden encontrar tanto fijas (las cuales se adhieren a la pared) o portátiles, para trasladar alrededor de la casa. Elegiremos entonces la que sea más funcional a nuestras necesidades y las de nuestro gato. A la hora de trasladar a nuestro gato, ya sea al veterinario o de vacaciones tendremos que seleccionar lo que se conoce como un portagatos. Esta es una caja, la cual se construye tanto en madera como en fibra de vidrio, y nos permite trasladar a nuestro gato persa de manera cómoda y eficiente de un lado a otro. Como bien sabrán los que tienen gatos, estos animales son muy escurridizos, por lo cual esta opción del portagatos es una forma segura y rápida de transportarlos asegurándonos que lleguen a destino.

Características distintivas

cuidados para gatos persas adultosUna de las características distintivas de los gatos persas es el pelaje suave y largo que poseen. Por esto necesitaremos una especie de "set de belleza" para mantenerlos perfectos. Lo principal será un cepillo. La idea es que el mismo sea de cerdas naturales, evitando la utilización de cerdas de nylon. Este último elemento se suele evitar debido a que al rozamiento con el pelo provoca estática, lo cual le confiere al gato persa un aspecto desprolijo, quedando el pelo erizado. Para complementar el cepillo necesitaremos dos peines, preferiblemente uno que con cerdas finas u otro con cerdas gruesas. Esto nos permitirá llevar a cabo distintos tipos de cepillado. También señalaremos el tema de la identificación. Es importante nuestro gato siempre esté con su correa en el cuello de forma de poder añadir la chapa de identificación a la misma. Esta chapa deberá constar del nombre del gato, y el teléfono del dueño. De esta forma ante cualquier eventualidad, como que el gato se escape, el dueño podrá ser contactado. Como decíamos anteriormente, los gatos son muy escurridizos, por lo cual si queremos aumentar nuestras chances de poder localizarlos, la chapa será una buena alternativa.

Ahora trataremos el tema de la seguridad.
Más allá de que los gatos son animales ágiles, los mismos pueden correr riesgos ante balcones no protegidos o cables sueltos en la casa. Una buena medida para proteger el balcón podrá ser colocar al menos medio metro de red de plástico, de forma de reducir su peligrosidad. Con respecto al cableado, el mismo tendrá que estar establecido lo más prolijo posible dentro de la casa. Estos riesgos quizá no sean evidentes cuando estamos en casa, debido a que el gato está con nosotros, pero pueden serlo cuando el animal queda solo por largos períodos de tiempo y merodea por la casa. Por último un punto importante será la elección de un lugar para que el gato duerma. Parte de los cuidados para gatos persas incluyen asegurarnos de que el animal pueda dormir tranquilo, y con el menor nivel de stress posible. Por eso lo ideal es encontrar un lugar ni muy frío ni muy caluroso y que mantenga un nivel de humedad estable. También será importante que el lugar sea calmo, alejado de ruidos molestos que pueden disparar altos nivel de stress en el animal.