Adiestramiento para gatos

El proceso de adiestramiento para gatos comprende un entrenamiento del animal de manera que este efectúe automáticamente, ante una señal del amo, determinados comportamientos que le son naturales. ¿A qué nos referimos con comportamientos naturales? Esto quiere decir que tenemos que tener en cuenta las limitaciones del animal para aprender comportamientos. Por lo general es común adiestrar a los gatos en conductas con las que ellos tienen familiaridad como sentarse, acostarse o dar la pata. Está demás decir que todos los comportamientos que incluyan simbolización, como por ejemplo la lectura, estarán excluidos de las posibilidades de los gatos.

adiestramientos para gatos de todo tipoA la hora de adiestrar animales una de las preguntas que nos puede surgir es cómo hacerlo. ¿Qué tácticas son más efectivas para lograr un adiestramiento rápido y eficaz del felino? Una de las técnicas más utilizadas es la de la recompensa. Primero se le da una consigna al gato, por ejemplo, sentarse. Mediante el comando de la voz del amo y a través de una orden clara, como por ejemplo "siéntate" se intentará que el gato realice ese comportamiento. El adiestramiento para gatos no es magia. Quizá no se logre rápidamente que el animal realice el movimiento. La respuesta a las órdenes se puede deber a características genéticas del animal, como la inteligencia., o características ambientales.

Una vez que se logra la respuesta deseada el siguiente paso será recompensar al animal con comida. De esta manera el animal sabrá que recibe comida siempre y cuando responda a la orden de su dueño. De esta manera la respuesta al comando se transforma para el felino en una manera de obtener la recompensa deseada. El hecho de usar alimento tiene ciertas ventajas y desventajas. Por lo general se utilizan galletitas para gatos, o algún otro tipo de recompensa comestible que se diferencie del alimento regular del animal. ¿Por qué? Esto se debe a que el animal necesita diferenciar la comida de todos los días de aquello que recibe como recompensa por realizar una acción. El amo tiene que ser muy cuidadoso de reservar las galletitas o premios exclusivamente para los momentos donde el gato realiza la acción acertadamente. Si se le proveen premios de manera indiscriminada es probable que la efectividad de la recompensa se pierda y que el entrenamiento no resulte tan efectivo. Todo este proceso requiere de mucha paciencia por parte del amo. No tenemos que olvidar que estamos hablando de animales que no pueden razonar sus actos, y no de personas con una capacidad reflexiva. Por esta razón paciencia y disciplina son dos cualidades que quien se dispone a trabajar en el adiestramiento de gatos debe tener.

Más consejos

adiestramientos para gatos caseros problematicosMás allá de la recompensa comestible también es importante que el dueño pueda reconocer los comportamientos positivos del gato de manera verbal, con frases como por ejemplo "muy bien!" o "lo hiciste bien". Los animales son extremamente perceptivos, por lo que pueden responder al positivismo y la confianza de sus amos así como a la comida que le proporcionan. Lógicamente con violencia en el adiestramiento no llegaremos a ningún lado, por lo cual es importante poder general una relación de empatía con el animal que refuerce nuestra tarea de adiestramiento. Sin embargo también es importante mencionar que la figura del entrenador tiene que estar revestida con cierta autoridad. De otra manera será imposible que el gato responda a los comandos. Por lo cual estamos buscando un entrenador fuerte o decidido , que a la vez pueda mostrar cierta flexibilidad y empatía en la relación con el gato.

Otro punto importante a señalar a la hora de pensar sobre el adiestramiento de gatos es que los mismos deberán tener un solo amo. Es importante que la tarea de entrenamiento sea llevada a cabo por una sola persona. Los casos en los que se ha probado un adiestramiento en el que el gato recibe varios comandos por lo general ha fallado, debido a que la concertación del animal es limitada y tiene dificultades en centrarse en diferentes comandos a la vez. También tenemos que señalar que siempre antes del proceso de entrenamiento es importante tomarse un tiempo para poder conocer al gato. Si el animal no nos conoce puede ser que tenga reacciones impulsivas y hasta incluso violentas con nosotros. Por esta razón será importante darnos y darle al animal el tiempo suficiente para entablar un vínculo antes de comenzar con el proceso de adiestramiento propiamente dicho. Un buen vínculo se puede lograr a través del juego, tomando, por ejemplo, alguno de los juguetes favoritos del gato y mostrándonos atentos con él.

Con respecto al tiempo que lleva el entrenamiento, este dependerá del ahínco con el que el entrenador adiestre al gato. Cuanto más hora por día y regularidad en los entrenamientos haya, mejores resultados al llevar a cabo el disciplinamiento del felino.