Alquiler de caballos: cómo deben ser los sitios donde nos rentan a los equinos

El alquiler de caballos es uno de los negocios que más dinero mueve en aquellas zonas turísticas en donde las personas suelen disfrutar del paisaje montando a caballo.

No hay ninguna duda de que esta es una de las actividades favoritas cuando se esta de vacaciones en zonas de bosques, montañas o playas, teniendo en cuenta que el caballo suele adaptarse perfectamente a todos los terrenos por donde deseemos pasearlos. Pero de todas maneras hay ciertas precauciones que deberemos considerar antes de realiza el alquiler de caballos para la familia. La primera y más importante es asegurarse de que los caballos que nos ofrecen en alquiler se encuentren en perfecto estado, es decir que estén bien alimentados, cuidados y especialmente que su condición física sea la adecuada para poder soportar paseos que pueden llegar a durar horas enteras.

Ahora bien, ¿Cómo sabemos si un caballo se encuentra en mal estado si no conocemos acerca de la especie?, lo cierto es que no hay que ser veterinario ni mucho menos para poder determinar cuando un caballo se encuentra enfermo y el principal síntoma que notaremos será sin duda la mala alimentación, ya que los caballos enfermos rara vez desean comer. alquiler-caballos-equinos

Desafortunadamente son muchos los sitios de alquiler de caballos en donde poco les importa el bien estar de sus animales, y es importante que si nosotros somos testigos de alguno de estos casos, informemos a las autoridades correspondientes ya que este tipo de negocios de alquiler de caballo no solo explotan al animal cuando éste no está en condiciones de realizar su trabajo, sino que también lo están sometiendo a una crueldad muy grave. Otro síntoma característico del mal estar de un caballo es sin lugar a dudas el color del pelaje del mismo, ya que debemos tener en cuenta que un caballo saludable tiene un pelo brilloso, mientras que un caballo enfermo, lo tienen opaco y sin vida. alquiler-caballos-establoEn el caso de que en el lugar de alquiler de caballos se maltrate a los animales, las consecuencias se verán en la caída del pelo del mismo, ya que como hemos dicho reiteradas veces, los caballos son animales muy sensibles quienes no toleran los malos tratos, por eso, frente a estas situaciones se estresan y se le comienzan a desprender los pelos. Es importante destacar también que en este último caso, un caballo maltratado puede tornarse muy violento ya que cualquier persona que se le acerque, bajo su percepción, lo querrá lastimar, y lógicamente, como todo animal querrá defenderse atacando, por eso es importante que también tengamos este factor en mente a la hora de realizar el alquiler de caballos. Lo más importante es siempre determinar si el lugar en donde se realiza el alquiler de caballos cumple con todas las características y pautas necesarias para cuidar a sus caballos y tenerlos en buen estado físico y de salud.

Precauciones antes de montar un caballo

El alquiler de caballos implica montar a un caballo que no conocemos y el cual no está acostumbrado a tratar con nosotros, algo que puede resultar muy difícil y peligroso de hacer teniendo en cuenta que muchas veces los caballos puede llegar a ser muy desconfiados, por eso, es importante que antes de realizar el alquiler para caballos tratemos de entablar alguna relación con el animal, para que el mismo se de cuenta que no tenemos ningún tipo de intención mala, y que simplemente queremos pasar tiempo con él.

Una de las técnicas más conocidas es la de ofrecerle un terrón de azúcar o bien, una zanahoria ya que a los caballos les fascina este tipo de alimentos, pero no olvidemos que antes debemos pedirle permiso al dueño de los animales ya que puede ocurrir que los mismos Essen haciendo alguna dieta, y si les suministramos algún alimento que no corresponde podemos entorpecerla.

Siempre debemos acercarnos a ellos advirtiendo nuestra presencia, ya que los equinos que suelen estar a disposición de las personas que los lugares de alquiles de caballos suelen estar muy tensos, y si les aparecemos por sorpresa se pueden poner muy nerviosos. Una buena manera es hablarles con un tono muy dulce y acariciarlos suavemente, en los posible, al costado de su cuello, y cuando entremos más en confianza podremos acariciarlos en el hocico. Lo más importante a la hora de realizar un alquiler de caballos es justamente que el animal confíe en nosotros para nosotros poder confiar en el animal, y de esta manera no habrá ningún inconveniente que se nos pueda presentar durante la monta.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui