Cachorros yorkshire terrier

Cuando tomamos la decisión de adoptar un cachorro yorkshire debemos tener en cuenta que hay muchas muchos detalles a los cuales deberemos prestar atención para poder elegir aquel que posea todas las características de la raza.

Lo más recomendable es siempre dirigirse a un criadero particular y especializado en cachorros yorkshire ya que debido a los cuidados que le proporcionan al animal desde el día en que éste nace, hace que los criaderos precisamente tengan los mejores ejemplares de la raza. Una de las primeras observaciones que debemos hacer es que el cachorro yorkshire no esté bajo de ánimos, ni que se encuentre recaído, además de que es importante que sus ojos estén completamente limpios de secreciones y la nariz debe verse siempre húmeda y fresca; con respecto al pelo, es importante que sea brillante sin ningún tipo de descamaciones y el cachorro no debe presentar peladuras en ninguna parte de su cuerpo ya que esto puede ser causado por una infección cutánea.

cachorros-yorkshire-perroGeneralmente los cachorros yorkshire son animalitos muy juguetones a quienes les encanta saltar y hacer travesuras por todos lados. La dentadura es un punto importante a observar y en primer lugar debemos asegurarnos de que tengan todos sus dientes ya que es común que los cachorros mordisqueen todo tipo de materiales pudiendo así perder los dientes o bien rompérselos y con respecto a la mordida, ésta es del tipo tijera, igual a la de los cocker, esto quiere decir que los dientes correspondientes a la mandíbula superior debe estar ubicada por delante de los dientes de la inferior.

Una de las características físicas más comunes en un cachorro yorkshire es que las orejas se encuentran completamente erguidas y en cuanto a su vientre debemos decir que no debe verse inflamado y a su vez, tampoco se le deben notar las costillas ya que esto seria señal de una mala alimentación. El pelaje del cachorro yorkshire debe ser negro con marcas, las cuales pueden ser de fuego o doradas, pero también existen algunos ejemplares que poseen un pelaje más bien plateado y en este caso debemos decir que es probable que el cachorro no sea puro o no tenga pedigree. A partir de los 45 días de edad, ya podemos adquirir un cachorro yorkshire, pero muchas veces resulta mucho más conveniente comprarlos recién cuando cumplen seis meses debido a que para esta época ya tendrá la dentadura completa y podremos detectar si el cachorro sufre de prognatismo, que se da cuando la mandíbula superior se encuentra alineada por detrás de la inferior. Este es un problema muy común en los cachorros yorkshire y antes de los seis meses es muy difícil de detectar, por eso le recomendamos que espere un tiempo antes de adoptarlo.

Baño e higiene del cachorro yorkshire

Mantener la higiene del cachorro yorkshire es muy importante debido a que seguramente se ensuciará con facilidad cuando juegue en el jardín o incluso en algunos rincones de la casa y teniendo en cuenta que es una raza de pelo largo, debemos evitar los nudos y el pelo enredado. En este sentido debemos decir que el baño es lo más apropiado pero el mismo debe realizarse luego de cuatro meses de la vacunación. Uno de los métodos más cómodos para bañar a un cachorro yorkshire es hacerlo dentro de una bañera o fregadero y debemos tener en cuenta que los cachorros yorkshire son animalitos muy sensibles y que se asustan mucho cuando los exponemos al agua, por eso es necesario que les hablemos suavemente y los acariciemos mientras estamos llevando a cabo el baño.

cachorros-yorkshire-cachorrosLos cachorros yorkshire tienen una piel muy sensible por eso es importante que utilicemos únicamente productos especiales para la raza, y de más está decir que una vez que se lo coloquemos deberemos enjuagarlos muy bien, ya que cualquier resto que les quede les puede producir alguna alergia. El lavado dela cabeza siempre debe dejarse para el final y hay que tener un especial cuidado de que no les entre agua en las orejas ya que el cachorro yorkshire es propenso a contraer otitis.

Una vez que ya terminemos de bañarlos, deberemos secarlos muy bien, utilizando un secador de pelo, y en este sentido debemos destacar el hecho de que al ser perros tan asustadizos, puede que se atemoricen con el ruido, por eso es fundamental que los acostumbremos al secador desde mucho más jóvenes, para que no lo vean como una amenaza. Debemos limpiarle los ojos al menos unas 3 veces por semana con te tibio de manzanilla, y para limpiarle los oídos, lo mejor será utilizar algún producto recomendado por un veterinario.

Si no disponemos del tiempo necesario para bañar a un cachorro yorkshire, podemos mantener brillante y limpio su pelo con algún acondicionador en seco especial para la raza, y el cepillado del pelo, es fundamental ya que como dijimos anteriormente, el cachorro de yorkshire es un perro muy propenso a los nudos en el pelo.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui