Cachorros dogo: la adaptación a su nuevo hogar

Si bien el dogo es una de las razas más temidas por la mayoría de la gente debido no solo a su aspecto sino también a su reputación, debemos decir que por el contrario, los cachorros dogo son animalitos muy tiernos y dulces que están siempre buscando el cariño y el calor por parte de sus dueños.

Pero debemos tener en cuenta que una buena crianza para los cachorros dogo radica en una correcta alimentación, adiestramiento, educación y el cuidado de su salud. Es importante también que se haga la adaptación del cachorro a su nuevo hogar ya que muchas veces puede suceder que se asusten un poco o extrañen a la madre, de hecho, muchos cachorros dogo que son separados suelen pasar las primeras noches llorando por esta razón. En este sentido lo que podemos hacer es prepararle una cama bien abrigada, ya que los cachorros dogo suelen sufrir mucho el frío.

Lo más recomendable es utilizar alguna camita especial para cachorro de esas que se pueden comprar en cualquier tienda de mascotas y acondicionarlas con frazadas y mantas, y si podemos conseguir alguna manta que tenga el olor de su mama o de su antiguo hogar será mucho más recomendable. En el caso de que no contemos con esas camas para perros, lo que podemos hacer es colocar varias frazadas en el piso, y por debajo de ellas cartón o papel de diario para que así estén aisladas y los cachorros dogos no entren en contacto con el frío del piso.cachorros-dogo-canes

Es bueno asignarles un lugar desde pequeños, ya sea en la cocina o un rincón en la habitación de su dueño, para que de esta manera ellos puedan saber cual es su lugar. Es importante que nunca los dejemos durmiendo afuera ya que al igual que otras razas de presa como los pitbull o los bull terrier los cachorros dogo suelen sufrir mucho el frío. Por otra parte debemos tener en cuenta que durante el primer y el segundo día no es conveniente darles demasiado alimento ya que seguramente con el stress que para ellos implica el cambio de ambiente y la adaptación no querrán comer. Otro de los comportamientos más comunes de los cachorros dogo con respecto a la adaptación a su nuevo hogar es que se la pasan echados y generalmente un poco triste, por eso es muy importante que les demos todo el cariño y el amor que necesitan para sentirse a gusto y empezar a acostumbrarse a su nuevo hogar. Por otro lado también debemos destacar que es conveniente hacer que el cachorro salga después de cada comida para evitar que se acostumbre a hacer sus necesidades en la casa y también antes de ir a dormir; luego de unas pocas semanas el aprenderá que cada vez que sienta ganas de hacer lo suyo, deberá pedirle a su amo que lo deje salir.

Educar y adiestrar a un cachorro dogo

La educación que reciban los cachorros dogo durante las primeras semana de su vida es fundamental si tenemos en cuenta que se trata de una raza con una predisposición a la agresividad, pero de todas maneras muchas veces, no depende tanto del amo sino más bien de la facilidad que tenga el cachorro dogo para entender lo que queremos decirle ya que muchas veces suele ocurrir que al ser descendentes de perros que se utilizaban para las peleas, muchos de esos perros quedaban trastornados psíquicamente y ese trastorno precisamente se solía pasar de generación en generación, he aquí la importancia de conocer al árbol genealógico de los cachorros dogo que adquirimos.

cachorros-dogo-perrosDe todos modos, y teniendo en cuenta que estos casos son de 1 entre 10, lo más importante para inculcarle educación a un cachorro dogo es mucha paciencia y dedicación. En el caso de que los cachorros dogo que adquirimos sean traviesos, algo que es probable, nunca debemos recurrir a castigos físicos ni violentos ya a demás de ser algo inútil es contraproducente. Lo mejor es siempre retarlos con nuestra voz, un “No” potente y con firmeza bastará, pero tampoco debemos gritarles ya que los cachorros dogos son algo sensibles y se pueden asustar mucho.

Los cachorros dogos deben socializar todo el tiempo que sea posible tanto con diferentes personas como con otros perros. Es importante que de cachorro llevemos al perro al parque para que juegue con otros de su misma especie, para que se acostumbre ya que esto evitará que cuando crezca se pelee. En el caso de la gente, no debemos encerrarlo ni mandarlos afuera cuando haya invitados en la casa, lo mejor es que interactúe con ellos pero sin que se ponga demasiado cargoso y también es importante que los cachorros dogos se acostumbren a jugar con los niños.

Cualquier técnica que se nos ocurra para hacer que los cachorros dogo sean mucho más sociables, servirá para evitar problemas en el futuro.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui