Cachorros cocker, los más curiosos

Los cachorros cocker son perritos que se caracterizan por ser muy inquietos y curiosos especialmente durante los primeros días de vida; poseen unos maxilares extremadamente fuertes los cuales se cierran a modo de tijera y su cuerpo es compacto, con un pecho bien desarrollado y poseen una ligera inclinación que va desde el lomo hasta la cola.

Generalmente es común que las patas traseras sean mucho más musculosas que las delanteras y la estatura promedio con la que nacen los cachorros cocker es de unos 7 cm. de largo para las hembras y 10 cm. de largo para los machos. Como todos los cachorros, los cachorros cocker nacen ciegos y sordos, por eso es importante vigilarlos hasta la segunda semana de vida ya que como decíamos, son perros que poseen un olfato muy potente y les gusta explorar todo guiándose por su sentido más desarrollado.

Con respecto a las mamás, éstas no son agresivas siempre y cuando no perciba que sus cachorros cocker están en peligro, por eso en necesario que no los molestemos mientras estén mamando o durmiendo, ya que en estos casos, la mama podría intentar mordernos. Por otro lado debemos decir que los cachorros cocker cuando empiezan su transición por las dos semanas de vida son animalitos muy alegres, curiosos y especialmente cariñosos, es probable que estén buscando todo el tiempo un contacto con su mamá o con los seres humanos. cachorro-cocker-cachorro

En el caso de que compremos un cachorro cocker en un criadero o tienda de mascotas debemos tener en cuenta que el hecho de haber sido separado de su madre los vuelve animales muy necesitados de afecto, por eso es importante que estemos siempre pendientes de él y le prestemos toda ala atención que nos sea posible, ya que los cachorros cocker son perritos muy sensibles que pueden deprimirse fácilmente. En cuanto a los cuidados de la salud de los cachorros cocker debemos decir que los mismos son bastante fuertes, pero de todos modos la raza tiene una tendencia a contraer problemas en los ojos como las cataratas, los párpados caídos y la conjuntivitis. Lo que podemos hacer para prevenir este tipo de enfermedades, es que una vez por semana deberemos lavarles los ojos con te de manzanilla o te común (tibio) utilizando un algodón empapado. También debemos destacar que las pulgas pueden llegar a provocar enfermedades muy graves en la piel, las cuales, con el tiempo, se volverán irreversibles, por eso es fundamental que este tipo de parásitos se combatan desde un principio con algún producto especializado para cachorros. Otra de las enfermedades comunes en los cachorros cocker es la otitis, la cual se evita fácilmente manteniendo la parte interna de la oreja limpia y libre de pelo, además de que debemos evitar que el cachorro nade en agua que pueda estar sucia o contaminada. Hay preparados especiales que son muy útiles para la limpieza de los oídos y por otro lado también es importante acostumbrar al cachorro a que le cepillemos los dientes ya tienden a desarrollar infecciones en las encías y enfermedades en los dientes.

Alimentación de los cachorros cocker

A partir de la ocho semanas de vida de los cachorros cocker, la mayoría de la gente opta por alimentarlos con alimentos balanceados especialmente preparados para los cachorros, pero es recomendable que, teniendo en cuenta que aún no están completamente desarrollados, sigan una dieta algo más variada. Por el ejemplo, la mayoría de los criadores y veterinarias recomiendan que como desayuno y merienda se les ofrezca una taza de leche tibia con dos cucharadas de harina de maíz o algún alimento para bebés que pueda servirnos; en el almuerzo y la cena se le puede dar dos cucharadas de arroz hervido mezclado con zanahoria o manzana rayada, unos 80 g de carne molida la cual puede estar cruda o cocinada, una cucharada de ricota.

cachorro-cocker-cachorrosAhora bien, es importantísimo que si a medida que va pasando el tiempo deseamos cambiarle el alimento, este cambio deberá ser gradual ya que si se pasa abruptamente de la comida casera al alimento balanceado es probable que el cachorro presente severos trastornos gastrointestinales, de todas formas hasta los cuatro meses de edad es mejor apegarse a la dieta mencionada.

Las anchuras como el hígado o el riñón están completamente prohibidas ya que los cachorros cocker pueden contraer hidatidosis, y tampoco debemos ofrecerle huesos pequeños, ya sean de ave o de vaca, pero en el caso de los huesos grandes de vaca, estos resultan muy útiles para mantener los dientes libres de sarro; las salsas, frituras ni carne hervida también están prohibidos. El agua potable, limpia y fresca es fundamental, ya que los cachorros cocker se deshidratan fácilmente por lo que estarán siempre buscando algo de beber. Es importante que las dietas de los cachorros se complementen con calcio y vitaminas y en muchos casos también se les debe dar levadura de cerveza, pero antes de hacer esto debemos consultar con el médico veterinario ya que una dosis equivocada puede hacerles muy mal.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui