Cachorros bulldog inglés, una raza fuerte

Los cachorros bulldog ingles además de muy simpáticos suelen ser de la mejor compañía para los niños, debido a que no solo cuentan con una enorme paciencia sino que también son muy juguetones y estarán todo el día entreteniéndose con los niños.

No obstante, es importante que tengamos en cuenta algunos cuidados que son fundamentales para este perro, debido a que si bien estamos hablando de una raza muy fuerte, debemos decir que los cachorros bulldog ingles tienen ciertas vulnerabilidades a las cuales tenemos que estar atentos. Por ejemplo, es común que los cachorros de bulldog ingles sufran anomalías hereditarias y congénitas entre las cuales las más relevantes son la de el paladar partido y la del cachorro león las cuales son las más graves para los cachorros de bulldog debido a que pueden costarle la vida, y también las displacia en la cadera es otra de las enfermedades que suelen atormentar a estos animalitos. Teniendo esto en cuenta es fundamental que visitemos periódicamente al veterinario ya que es importante que estas enfermedades se detecten a tiempo, y en el caso de que los cachorros bulldog ingles hayan nacido con algunas de estas patologías, entonces deberemos buscar algún tratamiento que los pueda ayudar.

cachorros-bulldog-ingles-perrosLa alimentación también es parte fundamental del cuidado de los cachorros bulldog ya que si bien las primeras semanas se alimentan de la madre es importante que cuando estén mas crecido, comencemos a darle alguno alimentos de apoyo especialmente preparados para que así puedan desarrollarse muy sanos y fuertes. Por otro lado es fundamental que tengamos en cuenta que los cachorros bulldog ingles cuando llegan a sus dos meses alcanzan el peso de 4 Kg y el crecimiento de los mismos varía según las líneas de cría, y esto es un dato importante ya que los cachorros bulldog ingles tienden a engordar muy fácilmente si se los alimenta de más.

Y teniendo en cuenta que ya de por si es un perro pesado, la obesidad solo le puede traer muchos más problemas de salud, por eso debemos cuidar que no se desarrolle como un cachorro obeso. Por otro lado es importante destacar su altura máxima la alcanza recién a los dos meses de esas y es muy importante que si compramos los cachorros bulldog ingles en un criadero, nos aseguremos que los mismos se encuentren completamente sanos. Otro tema muy importante que no podemos dejar de ignorar es la adaptación a su nuevo hogar, algo que resulta ser una experiencia muy estresante para los cachorros de la mayoría de las razas. Recordemos que debemos brindarles un lugar que ellos sientan propio, en donde podremos colocar, además de sus tazones de comida y agua, sus juguetes favoritos y una manta. Debemos tener en cuenta que los cachorros bulldog ingles no soportan demasiado calor, por eso es importante que los mantengamos frescos, ya que de otra manera se podrían sentir algo agobiados. Si los primeros días en casa los cachorros bulldog no comen ni salen de su rincón, es un comportamiento completamente normal. Para poder hacer que su adaptación sea más amena, es importante que estemos con ellos, los acariciemos, los abracemos y los hagamos sentir bien, ya que seguramente ese comportamiento es consecuencia de la tristeza por haber sido separados de su mamá y hermanitos.

Cómo se debe educar a un cachorro bulldog inglés

Como hemos dicho reiteradas veces en nuestro sitio, impartir una educación en los cachorros es muy importante debido a que lo que prendan en sus primeros meses de vida será lo que apliquen el resto de su vida y teniendo en cuenta que los cachorros bulldog ingles tienen una cierta predisposición al aprendizaje y al adiestramiento, la tarea de educarlos no es demasiado complicada. Una de las cosas más importante que debemos enseñarles es que deben siempre hacer sus necesidades afuera, y en el caso de una emergencia, debemos hacer que nos avisen que deben salir. Para ello los sacaremos un poquito todos los días a la mañana, al medio día, a la tarde ya la noche antes de descansar.

cachorros-bulldog-ingles-canesDe esta manera ellos se acostumbrarán a que para ir al baño deben primero cruzar la puerta. También debemos enseñarles a no romper los muebles, ya que los cachorros bulldog ingles tienden a masticarlos. En el caso de que los agarremos con “los dientes en la masa” debemos decirles un “¡No!” en un tono firme pero nunca agresivo, y es importante que tengamos en cuenta que los castigos de poco sirven ya que solo lograremos que los cachorros bulldog ingles nos tengan miedo y desconfíen de nosotros.

Tampoco sirve que les peguemos después de que hacen una travesura ya que si ellos no saben que lo que hicieron esta mal, no sabrán porque se los esta castigando, y seguramente recibirán esto como un maltrato injusto. La violencia no es método de aprendizaje para ningún perro, por eso es necesario que aprendamos a tenerles mucha paciencia y especialmente respeto.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui