Adopción de cachorros bulldog

En la actualidad los cachorros bulldog son muy populares y la gente se dirige a los criaderos con muchas ganas de comprar y adoptar uno como nuevo miembro de su familia, pero al ser un animalito algo vulnerables, debemos tener en cuenta que necesitan de ciertos cuidados ya que las primeras semanas dependerán enteramente de sus dueños. A su vez es necesario aclarar que existen dos tipos de canes dentro de la raza: los cachorros bulldog ingles y los cachorros bulldog frances.

Independientemente de la raza ebemos comenzar por prepararnos para la alimentación de los cachorros bulldog, y una buena opción es el alimento balanceado especialmente preparado para cachorros, el cual deberá ser de máxima calidad, ya que muchas marcas hacer croquetas demasiado grandes que a los cachorros bulldog les cuesta masticar, por eso es fundamental que el tamaño de las mismas sea relativamente pequeño. A medida que el cachorro vaya creciendo, iremos variando el tipo de alimento ya que lógicamente sus necesidades nutricionales empezaran a cambiar.

cachorro-bulldog-cachorrosLa cantidad de alimento balanceado que le daremos dependerá del cachorro ya que generalmente se comienza con unos 200 gr. Al día y cada semana se debe aumentar la dosis casa 10 gr. hasta que alcancemos una cantidad diaria de 400 gr. que es el máximo de alimento recomendado para bulldogs. Con respecto a la distribución, debemos decir que una buena manera es que hasta los tres meses de edad de los cachorros bulldogs les demos cuatro veces por día, en la mañana, el mediodía, la tarde y la noche, y a partir de los cuatro meses hasta los seis, el numero de veces es de tres al día: mañana, mediodía y noche.

Cuando alcance los seis meses y de ahí en adelante solo los alimentaremos dos veces por día, y es importante que cada vez que disminuyamos en numero de veces de alimentación por día, proporcionemos la cantidad de alimento. Los cachorros bulldog son perros muy delicados, y es importante que pensemos en cada detalle a la hora de llevarlos a casa. Por ejemplo, el hospedaje es fundamental, ya que este tipo de cachorros necesitan lugares tranquilos, los cuales sean clientes y los resguarden de las corrientes de aire. Podemos optar por alguna cama que podemos comprar en una tienda de mascotas o bien, colocarle una manta bien abrigada, que por debajo tendrá una aislante del suelo, para que el perro no tenga frío; el plástico duro es una buena opción. La limpieza de la cama del cachorro bulldog es fundamental ya que es probable que desprenda mal olor corporal.

Salud e higiene de los cachorros bulldog

Cuando compremos un cachorro bulldog, seguramente el criadero nos lo entregara vacunado y desparasitado pero es importante que a los tres meses de haberlos adquirido, realicemos una revacunación contra la leptopirosis, la hepatitis y especialmente el moquillo, y a los ocho meses la vacuna antirrábica es obligatoria, de todas maneras nuestro veterinario sabrá que es lo que necesita el cachorro. Por otro lado, para combatir los parásitos externos es importante que utilicemos los productos de más alta calidad, y en este caso el más recomendado son las pipetas anti-pulgas y garrapatas ya que además de ser de fácil aplicación no representan una molestia para el cachorro bulldog, como si lo hacen los collares o los polvos.

Con respecto a la higiene de los cachorros bulldog, debemos decir que este es un punto muy importante para el correcto cuidado del perro. Es importante que controlemos que no se forme cerilla en los oídos del cachorro, y de ser así, deberemos limpiársela con algún producto que seguramente nos recomendarán en una tienda de mascotas.

cachorro-bulldog-fotoEl corte de las uñas de los cachorros bulldog es muy importante ya que éstas tienden a crecer rápidamente y esto los puede lastimar, y teniendo en cuenta que esta raza tiene muchos pliegues en su piel, debemos controlar que los mismos estén siempre limpio y especialmente secos ya que de lo contrario podría formarse moho o algún tipo de hongo de la humedad.

Los ojos de los cachorros bulldog también suelen presentar algunas anomalías, como las lagañas excesivas y la conjuntivitis. Para que podamos evitar que este tipo de problemas pasen a ser algo mayor, deberemos lavarles los ojos al menos tres veces por semana con te común o de manzanilla tibio, utilizando un algodón empapado en el liquido. Es fundamental que nunca bañemos al cachorro de bulldog ya que esto podría llevarlo a desarrollar una infección respiratoria por destemplarse; únicamente se los debe bañar cuando ya son perros adultos pero solo lo haremos unas cuatro veces al año, con agua caliente y algún shampoo o jabón especial para esta raza, y es fundamental que una vez bañado, sequemos al perro completamente. Ahora bien, si no podemos bañar a los cachorros bulldog ¿Qué hacemos cuando se ensucian?; seguramente esto ocurrirá seguido teniendo en cuenta que los cachorros bulldog son animales muy curiosos que se meterán en los lugares más recónditos, y lo que haremos si están sucios es limpiarlos con una toalla que este humedecida en agua caliente. Por último, debemos peinar o cepillar periódicamente a nuestro cachorro bulldog debido a que esta raza desprende muchos pelos muertos.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui