Animales de granja, salvajes pero no tanto

Generalmente los animales de granja, son animales salvajes que han sido domesticados por el hombre con la finalidad de criarlos ya sea para ayudarlo en sus trabajos o bien, como alimento, aunque también, hay algunos animales de granja que son guardianes tal y como los perros pastores, que se encargan de cuidar a los rebaños.

De todas maneras es importante que destaquemos que la mayoría de los animales de granja suelen estar destinados a producir alimento para el hombre, tal es el caso de las gallinas y las vacas quienes suelen proporcionarle la leche (y todos su derivados) y los huevos, los cuales los puede utilizar para consumo propio o para la venta, pero en este último caso estaríamos hablando de criaderos especializados en estos animales de granja.

Por otro lado, algunos ejemplares suelen ayudar en la granja únicamente para la reproducción como por ejemplo el toro y el gallo aunque en el primer caso, generalmente el toro debe renovarse cada vez, ya que los toros no aceptan aparearse dos veces con la misma vaca, por eso también es que muchas granjas suelen recurrir a la inseminación artificial.animales-granja-varios

Es importante que tengamos en cuenta que todos los animales de granja cumplen con alguna función fundamental en el trabajo del granjero y por esa razón es tan importante que se los cuide y mantenga de forma adecuada. Por otro lado también debemos decir que en muchos casos, algunos animales de granja son adoptados como mascotas tal es el caso de los conejos, los caballos y en algunos casos los patos, gallinas y cerdos. Pero como bien decíamos anteriormente, para lograr que los animales de granja den el 100% de su rendimiento debemos saber como cuidarlos y mantenerlos ya que es muy común que la mayoría de las especies que se encuentran en una granja muestren al principio un comportamiento más bien salvaje, ya que al no conocer el ambiente ni tampoco el trabajo para el que se lo utilizará se sienten amenazados e intentan defenderse. Es por eso que resulta muy importante para cualquier persona encargada de una granja que sepa leer las señales los animales de granja muestran cuando no se encuentran satisfechos en su ambiente. Para que podamos entender a lo que nos referimos, generalmente cuando los animales de granja no están nada contentos suelen tener comportamientos tales como bajar las orejas, patear el suelo, levantar la cola o resoplar.

Cómo manipular a los animales de granja

animales-granja-vacasCuando comenzamos a trabajar en una granja, es probable que lo que más nos cueste al comienzo sea el trabajo con los animales, pero una vez que se aprende a tratar con ellos, el trabajo se vuelve mucho más fácil. En primer lugar debemos tener en cuenta que todos los animales de granja responden positivamente a los movimiento lentos y el trato delicado, por eso es fundamental que se eviten los ruidos demasiado fuertes y especialmente deberemos tener mucha paciencia, además de que deberemos movernos lentamente alrededor de los animales para advertirles que nos acercamos, y en lo posible debemos evitar acariciarlos o tocarlos por detrás ya que pueden sobresaltarse y ponerse muy nerviosos.

A su vez, debemos tener en cuenta que los animales de granja, especialmente si encuentran en grupo, suelen ser extremadamente territoriales, y si no nos reconocen pueden intentar defender su lugar. Por otro lado debemos ser muy cautelosos a la hora de trabajar con animales que tienen a sus crías bajo su cuidado y también con los machos, ya que si hacemos algún movimiento brusco los mismos pueden atacarnos inmediatamente.

Además del trato, otro punto importante del manejo de animales de granja son las instalaciones con las que se deberá cumplir para la mayor comodidad de los mismos. No hay duda que en la mayoría de las granjas los corrales son los elementos mas utilizados por la gente, y en este sentido debemos decir que aunque el animal que tengamos dentro de dicho corral no cuente con demasiada fuerza, aun así la cerca que lo rodee debe ser lo suficientemente fuerte como para aguantar los golpes de un animal pesado. Por otra parte, y si bien parece un elemento secundario, debemos decir que la iluminación es importante ya que debe ser completamente uniforme y especialmente difusa para que de esa manera se puedan eliminar los resplandores, pero debemos tener en cuenta que tanto los puntos brillantes como las sombras suelen asustar mucho a los animales de granja más grandes y es importante las instalaciones en donde se encuentren los animales no den directamente al sol ya que esto no es recomendable para ninguna de las especies.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui