Aves acuáticas

Cuando hablamos de aves muchos se imaginan a las palomas, los cardenales, los canarios y los loros, pero existen también otro tipo de aves, las acuáticas. Muchas de ellas no vuelan pero son excelentes nadadoras; es muy difícil tener un ave acuática como mascota, pero existen personas que han dedicado gran parte de su vida a tenerlas consigo. Podemos encontrarlas en lugares públicos como lagos, en los zoológicos, o en reservas naturales; nosotros ahondaremos un poco más sobre sus características, forma de vida, alimentación y demás particularidades que hacen a esta clase de aves.

aves acuaticas como mascotasDesde los patos en adelante

Una de las aves acuáticas más populares son los patos de río, estos animalitos tienen una preferencia por los lagos donde la vegetación acuática crece casi sobre la superficie; en el período invernal se los divisa en las marismas, como en algunos lagos de parques de golf. Decir o tratar de aseverar de dónde provienen los patos, es algo casi imposible porque podemos encontrarlos en casi todos los países, tenemos al pato australiano, al pato calvo y al pato crestón que habita en América del Sur. Estos últimos se dividen en dos especies, las que habitan en la Cordillera de los Andes y la que habita en el sur de Chile y Argentina.

Estas aves acuáticas poseen picos planos, anchos y redondeados en sus puntas; no son muy grandes si se los compara con sus cabezas. En sus patas poseen tres dedos frontales unidos por una membrana de tipo interdigital; el pato es mucho más pequeño en sus medidas corporales que un ganso o un cisne.

Pero los patos no son las únicas aves acuáticas, también tenemos a los gansos, un ave de pico no tan plano y pequeño. Podemos decir que entre todas las aves de este tipo es la única que puede llegar a ser considerada doméstica; hace años se los empleaba para la explotación avícola, pero luego esta tarea se dejó de lado y hoy son mucho más valorados. Estas aves acuáticas son buceadoras y migratorias. El manto de plumas que recubre su cuerpo le sirve como protección gracias a una sustancia que segrega, cubierta de grasa. Podemos decir que una de sus particularidades es ser más terrestres que los cisnes, es por ello que la naturaleza los dotó con patas para que puedan caminar sobre una superficie sólida mucho más tiempo. Se las clasifica como una de las aves más pesadas pero pueden caminar largas distancias.

heading 2

aves acuaticas volando en el aireEl cisne es otra ave acuática muy popular y se dice que es la que mejor porte posee; hoy en día podemos encontrar al menos 8 especies de ellos, cinco de ellas están situadas en el hemisferio norte. El cisne, una vez que alcanza la plenitud de su madurez, obtiene un plumaje enteramente blanco; el cisne negro proviene de Australia y el cisne de cuello, de América del Sur, quizás el más atractivo de todos. Un cisne puede llegar a pesar 12,5 kg, puede poner entre 5 y 12 huevos con una incubación de 37 días. Si un intruso se acerca a su nido, el ave estirará la cabeza y cuello hacia atrás para pegarnos un picotazo. No tiene la necesidad de sumergirse enteramente para recolectar alimento, basta con que sumerja su cuello.

Tener un ave acuática como mascota

Tener un ave acuática como mascota no es juego de niños, se debe contar con un plus de responsabilidad porque no es igual que tener un canario o un cardenal en una jaula. Un ave acuática requiere de ciertos cuidados básicos para poder proporcionarle la mejor calidad de vida. Si nos decidimos por tener un pato, lo que debemos hacer como primera medida es comprar una pecera o estanque de grandes dimensiones, la altura mínima debe ser de 60 cm y la fuente debe estar provista de más de un comedero y bebedero. Algo que necesariamente debemos tener en mente, es que el ave crecerá en pocos meses y el espacio que antes era el correcto, luego se tornará muy pequeño para el ave, por ende cuando notemos que nuestro pato se sienta incomodo, y el lugar le quede chico, procederemos a remplazar su estanque por uno más grande y cómodo. Lo idea cuando tenemos un pato, es tener dos, de esa forma no se sienten tan solos y le otorgamos un mejor ritmo de vida; no deben nunca estar expuestos al frío o al calor de manera excesiva, en especial cuando son todavía muy pequeños. Podemos armarle una pequeña cama con un montón de paja, pero deberá ser limpiada frecuentemente. Si de su alimentación hablamos, esta ave acuática comerá peces pequeños, insectos y plantas, se puede adquirir alimento especial para aves de corral y, de vez en cuando, podemos premiarlos dándole verduras frescas como la lechuga. Su agua debe estar siempre limpia y fresca en su bebedero.