Venta de agapornis

Muchas son las personas que quieren tener un agapornis como mascota por las cualidades y por la personalidad de estas aves. Es extremadamente complejo y es casi imposible encontrar un agapornis volando, es por ello que resulta complejo poder cazar uno de estos loros. El modo más fácil y más sencillo de adquirir un agapornis es comprándolo.

venta de agapornis pequeñosEn el presente desarrollo nos focalizaremos sobre dicha temática, sobre: "venta de agapornis". Se planteará donde se pueden encontrar y en que lugares se venden, cual es el valor que se maneja, entre otras cuestiones. Asimismo, a lo largo de todo el desarrollo les plantearemos algunos consejos y algunas sugerencias para que ustedes puedan tener en cuenta. Los principales lugares o ámbitos en donde uno puede comprar o adquirir un agapornis son los siguientes: los criaderos por cautividad, las veterinarias, casas particulares de fanáticos o de personas que crían como hobbies y en el mercado negro. El valor o el precio del agaporni depende y varía básicamente del lugar en donde uno lo compre, por ende hay un rango de precios muy amplio.

Se mencionarán las principales características y condiciones de cada lugar, de cada punto de venta. Desde nuestra perspectiva los pájaros en general y los agapornis que son criados en cautividad son los animales que resultan más sanos y más saludables. Esta cuestión se debe a que en estos lugares los animales son cuidados y protegidos como corresponde. Se los cuida y se les brinda la atención necesaria para que puedan desarrollarse y crecer de manera adecuada y apropiada. Reciben la alimentación apropiada y están en condiciones de higiene. Asimismo estos espacios cuentan con la documentación y los papeles correspondientes para poder dedicarse a la crianza de estos animales. Es por este motivo que consideramos que es la mejor alternativa para tener en cuenta si uno quiere adquirir un agapornis. Pero, estas cuestiones se pagan. En estos lugares los agapornis tienen un alto costo, es uno de los lugares más costosos. Al mismo tiempo, se pueden adquirir agapornis en veterinarias o en tiendas de aves. Por lo general los pájaros que están ahí fueron llevados por personas que los crían de manera particular en sus hogares o por los criaderos en cautividad. En estos lugares se suelen manejar también altos valores porque tienen que comprarlos para revenderlos, o porque tienen que pasarle un porcentaje a la persona que se los llevo.

Otras alternativas

venta agapornis sumamente hermososPor otro lado tenemos como otra alternativa contactarnos con alguna persona que se dedique a criar agapornis en su casa al modo de hobbie o por el simple amor por estos animales. Uno se puede contactar con ellos a través de Facebook o por páginas de compra y venta como Mercado Libre. Se trata de personas que tienen una pareja de agapornis que se reproduce y que venden las crías. Estos animales suelen también estar en buen estado, porque la gente que los cría los ama. Pero siempre hay que tener cuidado y evaluar bien cuales son las condiciones de crianza. Los valores que aquí se manejan son intermedios, no llegando a ser tan caro como en los criaderos por cautividad y en las veterinarias.

Ya en el otro extremo tenemos los animales que son "criados" en el mercado negro. Ponemos criados entre comillas porque el modo en que esos animales con atendidos no se corresponde con una crianza propiamente dicha. A estos animales se los tiene en lugar hacinados mezclados con otras especies, no se los alimenta como corresponde y no se los tiene en las condiciones de higiene correspondientes.

En estos lugares uno puede encontrar agapornis a un precio muy bajo, se los puede encontrar en unos 200 pesos, pero los costos que uno paga son muy altos. Los animales se enferman y viven muy poco tiempo. Si uno compra en estos lugares uno es cómplice de toda esta lógica, y termina fomentando estas cuestiones. Consideramos que no vale la pena ahorrase unos pesos de esta cruel manera. Por otro lado, otra cuestión que queremos plantearles es que no se fíen de que los vendedores le indiquen que son una pareja, macho y hembra. Ya que resulta muy difícil saber el sexo del agapornis a simple vista. Esto tiene que estar determinado en papeles y certificado con un sexuaje por ADN.

Tengan mucho cuidado con esta cuestión, ya que uno compra la pareja para que luego esta se reproduzca, pero no tienen ni huevos. Para ir cerrando este breve desarrollo, nos interesa plantear que son varios los lugares y ámbitos en donde uno puede encontrar un agapornis. Lo ideal es ver todas las posibilidades y elegir la que le resulte más conveniente en términos económicos y la que uno considere lleva a cabo la crianza de la mejor manera posible y en las mejores condiciones de salud.