Jaulas para agapornis

La jaula para el agapornis va a ser un factor determinante en el estilo de vida y en la felicidad que este tenga. La calidad de vida que tenga el agapornis va a depender de la calidad de jaula. Asimismo, la jaula tiene que mantenerse en estado, tienen que limpiarse como mínimo una vez a la semana haciendo una desinfección profunda para que nuestro animal no se enferme. La jaula es como su casa. Si uno esta pensando en comprar una jaula para agapornis hay que tener en cuenta varios factores: tamaño, altura, forma, posición de los barrotes, disposición de las puertas, los comederos, y si tiene rejilla o no en la parte de abajo.

jaula para agapornis con barroteEl tamaño: Esto se remite a una simple cuestión "mientras más grande mejor". Una medida estándar para una parejita de agapornis sería 1 metro de largo, 0,50 m de ancho y 0,50 m de alto. Tengan en cuenta si el ave no va a salir de la jaula, la misma tiene que ser lo más confortable posible. Si por el contrario el agapornis tiende a estar mucho tiempo fuera de la jaula, se puede conseguir una medida un poco más pequeña, pero que la misma no sea más chica que 0,50 x 0,50 x 0,50. No se dejen engañar cuando les quieren vender jaulas pequeñas, estas pueden ser factibles para otros pájaros. Pero los agapornis necesitan un espacio grande. Cabe destacar que se necesita que sean grandes ya que ahí adentro tienen que colocar accesorios, juguetes, comederos, perchas, etc.

La altura: Lo idea es que estas sean más largas que altas. Ya que los agapornis tienden a volar en sentido horizontal y no en sentido vertical. Sin embargo si uno tiene la posibilidad de tener una jaula alta y ancha, bienvenido sea. Porque la altura permite añadir accesorios y juegos. La forma: Hay básicamente tres tipos de jaula redonda, rectangular y en forma de casa. La redonda es la que resulta más insegura para este tipo de aves, porque no tienen una terminación, no hay un punto de referencia porque toda la jaula es igual. Esto altera a las aves. La jaula en forma de casa por lo general están hechas con elementos de plástico. Estas no son apropiadas porque no resultan estables para que el ave pueda trepar.

La disposición de los barrotes

jaula para pareja de agapornisEstos siempre tienen que estar colocados en sentido horizontal para que las aves se puedan trepar haciendo uso de las patas y del pico. Si no consiguen una jaula que en su totalidad tenga esta disposición que por lo menos dos lados si. Asimismo, cabe aclarar que la distancia entre los barrotes nunca debe superar el 1,5 cm. Ya que las aves tienen fuera, pueden abrirlos un poco, colocar la cabeza allí para intentar salir y pueden quedar atrapadas. Las puertas: Las puertas tienen que tener un dispositivo de cierre que sea seguro y efectivo. Los agapornis son aves muy inteligentes que pueden aprender a abrir las puertas. La jaula tiene que tener por lo menos dos puertas. Si puede tener más sería ideal. Por una puerta se tienen que brindarles los alimentos y el agua. Y la otra es para la colocación de un nido exterior.

Los comederos: Esto depende de los gustos de cada persona. Los de acero tienen que ser inoxidables porque si no contamina el agua. Eviten colocar esos que tienen salida al exterior, porque como ya lo indicamos son muy inteligentes pueden aprender a sacarlos y el ave se termina escapando de la jaula. Rejilla inferior: Este "accesorio" para jaula no termina de recibir aceptación por parte de todas las personas. Sabemos que tener esta rejilla nos facilita la limpieza y resulta más práctica. Pero en muchos casos las aves llegan a picotear la rejilla pudiendo comer sus heces. La jaula ideal para agapornis se puede adquirir con gran facilidad. Se venden en veterinarias, en tiendas o comercios que se dedican a comercializar elementos para aves, así como también se pueden adquirir en algunas páginas Web de compra y venta como "Mercado Libre".

Por lo general una jaula adecuada ronda entre los 250 y los 600 pesos sin los accesorios. Estos últimos uno puede comprarlos aparte siempre asegurándose de que sean factibles y entren en la jaula que uno tiene. Es importante que la jaula este en estado y sea adecuada para esta ave, no ahorremos unos pesos en esta cuestión, porque podemos hacerle pasar malos tiempos a nuestro agapornis. Pensemos en nosotros y en donde nos gusta vivir y estar, no seamos egoístas y ofrezcámosle una linda vivienda.