¿Cómo criar agapornis?

La cría de agapornis no es una cuestión sencilla. Se necesita de mucha paciente y de ciertos conocimientos para que esto sea posible. Asimismo también tenemos que tener un poco de suerte, porque muchas veces nacen huevos que son infértiles. Para todos los interesados, les plantearemos las cuestiones mínimas que hay que tener en cuenta para saber como criar agapornis.

como criar agapornis en parejaLa primer cuestión que resulta fundamental es tener un agapornis macho y un agapornis hembra. Muchos piensan que esto es una obviedad, pero para los principiantes esto es un tema esencial. Muchas veces nos engañan vendiéndonos "una pareja" y no venden dos agapornis del mismo sexo. De manera tal, que si usted tiene una pareja, prueba y no ponen ni huevos, dude. Lo que se puede hacer para saber sobre el sexo de los agapornis es un sexaje por ADN. Lo ideal es que los agapornis tengan por lo menos 1 año de vida u 11 meses para que puedan tener crias. Si bien pueden tener manifestaciones sexuales antes de este tiempo, hay que esperar a que llegue el tiempo, sobre todo por la salud de la hembra.

En muchos casos lo que suele suceder es que la hembra sea muy pequeña por tener menos de 11 meses y los huevos le quedan atascados. Lo cual es muy grave. Aconsejamos entonces que a partir del año se le coloque el nido y los materiales necesarios.

Por otro lado, cabe destacar que los agapornis se pueden criar en jaulas o en voladeros. Si los agapornis son criados en jaulas, las mismas tienen que ser grandes. Es decir, las jaulas tienen que ser amplias en todos los sentidos (a lo alto y al horizonte). Para que los agapornis puedan ejercitar sus alas y desarrollar sus capacidades como corresponde. En este caso se tiene que colocar solo una pareja de agapornis. Es decir que cuando se crían en jaulas tiene que ser una pareja por jaula. Si se lo hace en una voladera hay que colocar más nidos que parejas de agapornis y que estén todos dispuestos a la misma altura. Asimismo, no tienen que poner a los agapornis con otras especies de aves, no hagan experimentos porque lo más probable es que hibridemos. Tampoco tienen que colocar agapornis solos, sin pareja porque es muy probable que resulte herido. Así como tampoco hay que introducir muchas parejas de agapornis.

Cabe plantear que el nido del agapornis tiene que ser amplio y de materiales adecuados y apropiados para esta cuestión. La hembra va a tener espacio para moverse y desplazarse. Ya que si el nido es muy pequeño se pueden aplastar a las crías. Tampoco hagan algo muy grande que ocupe toda la jaula.

Su alimentación

como criar agapornis en su hogarOtra cuestión que hay que tener en cuenta durante la época de cría es la alimentación de nuestros agapornis. Durante este periodo los mismos sufren y padecen un gran desgaste. Si no se los alimenta como corresponde con una dieta variada y de calidad (Semillas y frutas), el agaporni puede debilitarse y enfermarse gravemente. Asimismo un agapornis que se encuentra debilitado no puede cumplir con sus funciones de crianza, es decir que no va a criar como corresponde a las crías y muchas de estas van a morir. También se les pueden dar semillas germinadas, las cuales cuentan con mucha vitaminas. Al mismo tiempo, si ustedes ven muy débil al agapornis no tienen que dudar de llevarlo al veterinario. En muchos casos pierden calcio y otras cuestiones fundamentales por la puesta de huevos.

Por otro lado, también hay que mantener alimentados y en estado a las crías. Es por ello que podemos también ofrecerles lo que se conoce como pasta de cría, lo que reforzara a las crías. Asimismo, no podemos olvidarnos del agua.

Esta tiene que estar siempre limpia. Se la tiene que cambiar como mínimo dos veces por día, una vez a la mañana y otra al medio día. Así como también la jaula tiene que estar higienizada y limpia como siempre. Otra cuestión que no podemos dejar de mencionar, es que no podemos andar molestando a los agapornis si no nos conocen y no nos tienen confianza. Si nos tienen confianza podemos revisar el nido una vez por día. Pero si es así esto puede resultar invasivo y puede molestar mucho al ave. Así que dejémoslos tranquilos y tengamos mucha paciencia. Para concluir este breve desarrollo nos parece importante sostener y plantear que la crianza de agapornis se sostiene en la experiencia y también requiere de dinero y de una inversión. Así que si usted quieren llevar a cabo esta actividad tiene que tener paciencia, ir aprendiendo ciertas cosas, cuidar a los agapornis con amor e invertir todo lo que sea necesario para los mismos y para que el desarrollo sea el esperado y el apropiado.