Modelos de collares para perros

Los collares para perros representan uno de los elementos más importantes en cuanto a la educación de nuestra mascota y debemos tener en cuenta que es importante acostumbrarlos desde cachorros ya que cuando sean perros adultos necesitaran utilizar el collar y la correa para poder salir a la calle.

Por otra parte, los collares para perros cumplen también con una función estética por eso es común que nos encontremos con una variedad realmente grande en cuanto a materiales, modelos y colores. Por ejemplo, uno de los collares para perros más utilizados por las personas que tienen mascotas es el collar con hebilla, los cuales son muy similares a los cinturones y se colocan de la misma manera: solo tenemos a que ajustarlo al cuello de nuestra mascota de manera que no se le salga pero cuidando que no lo ahorque. Este tipo de collares para perros viene en diferentes tipos, ya que podemos encontrar collares para perros con hebilla de nylon o de cuero como collares de ahorque y collares de semi ahorque. De todos modos debemos decir que los collares de nylon son mucho mas recomendables que los de cuero debido a que si en algún momento necesitamos lavarlos, este material no tiene ningún problema al secarse, a diferencia del cuero que suele acartonarse.

collares-perros-modelosPor otro lado, también están los collares para perros se púas, los cuales son mucho más parecidos a un instrumento de tortura medieval que a un collar para perros. Básicamente consta de eslabones de metal abiertos los cuales pinchan el cuello del perro cuando se tira de la correa. Si bien puede resultar un collar muy útil para aquellos perros cuyas razas tiene la característica principal de la fuerza extrema, debemos decir que se diseñaron en épocas en las que se pensaba que la única forma de educar a un perro era castigándolos, por esta razón, no es conveniente comprar este tipo de collares.

Uno de los modelos más populares y los favoritos de muchas personas que posen razas como el doberman, el bulldog, pitbull, dogo entre otras son los collares para perros con tachas. Estos collares son collares para perros de hebilla fabricado en cuanto pero poseen tachas metálicas, imitando la vestimenta de un motociclista. De hecho estos collares fueron inventados en un principio para las mascotas de los motociclistas, los cuales por lo general tenían perros bulldog; debido a la presencia que estos collares les dan a los perros de razas fuertes, se convirtieron en una moda, y actualmente la mayoría de los perros de ataque o guardianes utilizan estos collares. De todas maneras debemos decir que éstos cumplen una función especialmente estética ya que el tipo de diseño que posee es el mismo a los collares de hebilla.

Enseñarle a nuestro perro a utilizar su collar

Es importante que consideremos el hecho de que mientras nuestro perro no aprenda a utilizar su collar para perro desde cachorro, de adulto es probable que lo rechace ya que le resultará muy molesto, en cambio, cuando aprenden a utilizarlo y se acostumbran a el no tendremos ningún tipo de problema ni resistencia por parte del animalito. No obstante, independientemente del tipo de collar para perro que decidamos utilizar debemos nunca debemos utilizarlo como una herramienta de castigo ya que por el contrario, los collares para perros son utilizados como una medida de seguridad para el animal. en primer lugar debemos permitirle que observe el collar que luego va a utilizar, es bueno que se familiarice con el objeto, que lo huela y lo reconozca como suyo.

collares-perros-tiposY cuando consideremos que es el momento, podemos colocárselo, sin forzarlo, ya que si se rehúsa, simplemente intentaremos en otro momento. En el caso de que se lo coloquemos con éxito, debemos pasar un tiempo distrayéndolo y jugando con él para que de esta manera se olvide que lo tiene puesto y cuando finalicemos el juego podremos quitárselo. Es bueno realizar este ejercicio por alrededor de diez minutos por día, durante tres o cuatro días, y al cabo de este tiempo, ya se lo podremos dejar permanentemente.

Aunque la mayoría de las razas se acostumbran rápidamente a los collares de perros, hay algunos de ellos que pueden asustarse mucho en el momento en que le colocamos algo en el cuello, especialmente los perros mestizos que recogemos de la calle, los cuales están acostumbrados a recibir maltratos. Si este es el caso de nuestra mascota, entonces deberemos tener un poco de paciencia y de apoco ir ayudándolo a que se familiarice con los collares para perros. En la noche siempre es mejor que se los quitemos ya que a muchos perros les resulta incomodo dormir con su collar, y es fundamental que nos se los ajustemos demasiado, sin embargo, dejárselos demasiado suelto no es la solución ya que puede engancharse en algún lugar y ahorcarse, o bien, se lo podría sacar con facilidad. Debemos recordar que la utilización de collares para perros es fundamental para sacarlos a pasear o a hacer sus necesidades, por eso no podemos prescindir de ellos.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui