Collares de adiestramiento para perros

Adiestrar a un perro no es una tarea sencilla, en especial si nuestro can proviene de una raza conflictiva, para lograr este objetivo es necesario recurrir a un centro de adiestramiento en donde nos ayudarán a que nuestra mascota sea obediente.

Las escuelas caninas poseen diversas técnicas y accesorios para adiestrar a los perros, entre ellos se encuentran los collares de adiestramiento. Estos accesorios poseen diversas características, en el caso de que seamos nosotros mismos los que nos aventuremos a educar a nuestra mascota comprando uno de ellos, les recalcaremos sus características principales.

Si se ha adquirido un collar de adiestramiento de ahorque, debemos afirmar que éstos son los menos efectivos; de acuerdo a los expertos adiestradores, tirar o jalar la cabeza del perro no sirve de mucho. Para los que no están familiarizados con estos collares de adiestramiento decimos que el de ahorque está compuesto por cadenas gruesas con dos argollas y se utiliza como si éste fuera una horca sobre el cuello del can; cuando el perro tira, la cadena se desliza y aprieta su cuello. El collar semi-ahorque trabaja de la misma forma que el anterior pero es meno dañino y se emplea más para pasearlo que para su educación; otros de los collares de adiestramiento más populares es el de púas pero el mismo es el que más expone al animal a un riesgo de daño si no se utiliza correctamente. collares-adiestramiento-variosExiste un modelo menos conocido que imita a una cinta redonda de metal pero como se cierra de manera muy rápida no se recomienda para dueños de canes sin experiencia ya que el mal uso puede provocar hasta la muerte del animal. Siguiendo con los diferentes tipos de collares de adiestramiento decimos que existen los denominados “collares educativos”, los mismos transmiten impulsos eléctricos tan suaves como neutros permitiendo ajustarse a la sensibilidad de cada can. Antes de proseguir con las características generales de estos collares de adiestramiento, es necesario aclarar que éstos deben utilizarse con sentido común y un asesoramiento profesional, de lo contrario se le puede provocar al animal daños irreparables. Los collares educativos nos permiten, entre otras cosas, corregir conductas nocivas tales como: persecuciones, rechazo de alimentos, conductas agresivas y fugas.

collares-adiestramiento-perroUno de los modelos tradicionales de collares de adiestramiento son aquellos que funcionan mediante el ultrasonido, son recomendados en perros de diferentes tamaños; la relación de calidad y precio de este sistema es inigualable. Esta clase de collares electrónicos tiene como particularidad una gran resistencia al agua, su tamaño es de 5,4 cm x 3 cm, 9 cm x 3 cm, y pesa 120 grs; cuenta con un interruptor de elevación y reducción de los impulsos eléctricos y funciona mediante una pila.

Existen tipos de collares de adiestramiento que nos permiten trabajar hasta con tres perros a la vez, estos son ideales para entrenadores, adiestradores o pase-perros; son también resistentes al agua y los impulsos eléctricos alcanzan 8 niveles y al mismo tiempo, incorpora un sistema de sonido en el collar. Por último contamos con el collar de hebilla o el normal, éste aunque no sea de adiestramiento es una alternativa válida para educar al animal, ¿Por qué decimos esto?, porque en ocasiones, el animal no necesita de toques eléctricos o tirones para que nos entienda, con solo una llamada de atención o un leve tirón del collar común, el can se da cuenta de su errónea conducta. Estos collares tradicionales vienen en nylon o cuero, los primeros poseen la ventaja de no encogerse con el lavado y tampoco se acortan cuando se secan.

Consejos para el uso de collares de adiestramiento

Decidirnos por uno u otro collar de adiestramiento no es tarea sencilla, es por esto que hemos brindado las características principales de la mayoría de los modelos que hoy nos ofrece el mercado; si usted cree que su perro necesita alguno de los modelos de collares de adiestramiento de púas, debe contratar un entrenador para que le enseñe personalmente cómo se debe utilizar el dispositivo. Cuando se opta por esta clase de collar hay que tener en cuenta que nunca se lo debe deslizar sobre la cabeza del perro porque podríamos lastimar sus ojos, se lo debe abrir cada vez que deseemos ponerlo o quitarlo.

Si optamos por algunos de los collares de adiestramiento o Halti (similar a una brida de caballo, mucha gente piensa que s un bozal) sólo debemos ponérselo cuando el perro lo necesite para que éste no jale la correa. Aunque el Halti nos puede ayudar en la educación de la mascota, no es un collar de adiestramiento por excelencia, su uso más frecuente es para que un perro deje de tirar de la correa; en conclusión decimos que este tipo de collares de adiestramiento nos sirve únicamente para controlar la cabeza del animal.



www.tiendasmascotas.com | el contenido presente se haya registrado bajo derechos de autor | informaciones aqui